LOS JUEGOS DE NINTENDO CLASSIC MINI: NES (PARTE 3)

Tras unos primeros años en los que nacieron los mitos que consolidaron su éxito en todo el mundo, NES consiguió crecer con secuelas increíbles y juegazos como estos.

En futuras entregas del reportaje acabaremos este repaso con los juegos “third party“.

OTROS MUNDOS

En el glorioso 1.986 no sólo vimos nacer a The Legend of Zelda, pues otras sagas nos elevaron hasta los cielos… y más allá.

Mientras James Cameron recogía el testigo de Ridley Scott para dar continuidad al universo alien, los chicos de Nintendo e Intelligent Systems preparaban al tiempo un juego que bebía casi tanto del mítico largometraje como su propia secuela.

Los ambientes, el suspense, la banda sonora, tener a una heroína en lugar de a un héroe… a partir de ahí, Metroid es muchísimo más; tanto, que es uno de esos juegos convertidos en género.

A la saga Castlevania o a tantos juegos indies actuales se les cataloga como “metroidzados“… y no es para menos.

El estilo complejo de plataformas no lineal con elementos de mejora del personaje funciona tan bien y es, a la vez, tan único, que la sombra de la saga se extiende sobre todo aquél que aborda estas mecánicas.

Entre sus particularidades también está su desarrollo; y es que, al contrario que otras sagas, no se trata del fruto de una única gran mente creativa, sino de una confluencia de genios.

Gunpei Yokoi como director del estudio, Satoru Okada como director, Yoshio Sakamoto como diseñador y Hirokazu Tanaka como músico, dieron vida al éxito más adulto de toda una época.

VOLANDO ENTRE SAGAS

Pocos meses después, llegó un genial híbrido entre los tres éxitazos recientes: Mario, Zelda y Metroid, que usó la base gráfica de este último.

En Nintendo no daban abasto con tanto desarrollo y, como en Metroid, buscaron un estudio con el que colaborar: TOSE.

Bajo la dirección de Satoru Okada, y con diseños de Toru Osawa y Yoshio Sakamoto, Kid Icarus fue otro bombazo que, eso sí, ha tenido poca continuidad como saga.

SECUELAS POLÉMICAS

Tras arrasar con Super Mario Bros. y The Legend of Zelda, Nintendo se atrevió con secuelas radicalmente distintas a los títulos originales.

Y es que, si hay algo de lo que no se les puede acusar a las segundas partes de dos de las mayores sagas de la historia, es de continuismo.

Por razones diferentes, Zelda II y Super Mario Bros. 2 son títulos tan polémicos como particulares… y trajeron consecuencias.

Por un lado, no volvió a existir un Zelda numerado ni de desarrollo lateral, y por el otro, un lío histórico de numeración y ediciones, que acabó con que la saga más vendida de todos los tiempos tenga dos segundas partes distintas

UN RARO IMPRESCINDIBLE

Zelda y Mario tuvieron secuelas que cambiaron las mecánicas… y que han quedado como únicas en sus series; pero, al contrario de lo que se suele pensar, The Adventure of Link no es un mal juego, ni fue un fracaso en ventas, ni fue mal visto por la prensa en su momento.

¡Todo lo contrario!.

Superó nada menos que los cuatro millones de cartuchos vendidos, tuvo buenas críticas y, sobre todo, fue lo que Miyamoto quiso en su momento que fuese: diferente al anterior.

Para ello contó con un equipo nuevo que, encabezado por Tadashi Sugiyama, ideó el primer gran RPG de acción lateral, otro ejemplo creador de escuela.

¿Su problema entonces?.

Que posteriormente la saga continuó de forma brillante con una vertiente que poco tuvo que ver con esta propuesta: A Link to the Past para Super Nintendo, que perfeccionó la mecánica del primer Zelda.

Además, curiosamente este sigue siendo el único de la saga principal que no lleva “The Legend of” en el título.

En herencia dejó muchos factores que sí se mantuvieron, como la vida propia de los demás personajes del reino, y muchas localizaciones recuperadas posteriormente.

MADE IN USA

Lo de Mario es más fuerte.

Como muchos sabéis, el SMB 2 que llegó a Occidente no es la segunda parte original, lanzada en Japón en 1.986… ¡sino el juego japonés Doki Doki Panic con los gráficos modificados!.

El Super Mario Bros. 2 japonés era básicamente el primer juego con variaciones en los niveles y una dificultad enorme.

En Nintendo América pensaron que iba a fracasar, con lo que prefirieron “transformarDoki Doki Panic en Super Mario Bros. 2.

Para cerrar el círculo, el SMB 2 nipón salió más tarde en Occidente con el título SMB The Lost Levels, y el occidental en Japón con el nombre de Super Mario Bros. USA.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.