LOS JUEGOS DE NINTENDO CLASSIC MINI: NES (PARTE 4)

Nintendo volvió a redefinir los juegos de plataformas con un tercer Mario del que todos bebieron después.

Super Mario Bros. fue instantáneamente un éxito revolucionario, y aún hoy es uno de los juegos más vendidos de todos los tiempos, de modo que su segunda parte para el mercado nipón estuvo lista en pocos meses, y en ella se innovaba muy poco respecto al original.

Luego llegó el lío de la otra versión para fuera de Japón, pero, ¿cómo continuaría la saga?.

SMB 2 no había sido un éxito tan enorme.

Había que darle un nuevo enfoque al concepto y, para ello, nadie mejor que Shigeru Miyamoto.

Se encerró dos años con un equipo de diez personas, y el resultado fue un plataformas que volvió a marcar un antes y un después, posiblemente el mejor juego de todo el catálogo de NES.

Basta con decir que la fórmula de Super Mario maduró y se consolidó en este juegazo, y si lo juegas ahora, a duras penas notas el paso del tiempo.

MÁS ALLÁ DE LA NES

Con Takashi Tezuka como mano derecha, rediseñaron el Reino Champiñón, crearon un mapa y pasaron de los iniciales Flor de Fuego y Super Champiñón a todo un armario de power-ups.

La saga creció en todo: paisajes, villanos, opciones, objetos… y todo lo hizo para bien, sentando bases que perduran en los actuales Mario.

Para conseguir esa calidad, el cartucho incluía hardware para mejorar las capacidades gráficas de NES.

Pero el avance más rotundo estuvo en la jugabilidad.

SMB 3 atrapa con una rotundidad pasmosa, y se controla y se aprende de forma tremendamente natural.

Salió en el 88 en Japón, pero como decíamos, lo coges hoy y sientes que estás ante un Super Mario Bros. con todas las letras, tan disfrutable como cualquier “New” de los actuales.

¿Y qué sucedió?.

Que se alzó como el juego más vendido fuera del pack hasta esa fecha.

A pesar de que su distribución se pisó con la de Mega Drive y Super Nintendo en algunas regiones, la crítica lo encumbró como el mejor juego de la historia.

Sólo Super Mario World para SNES, que salió dos años después, pudo discutirle el título de mejor plataformas 2D jamás creado.

ÚLTIMA ETAPA

Los 16 bits tocaban a la puerta, pero a la NES aún le quedaron unos años de dominio en todo el mundo.

Nos hemos acostumbrado a que una consola nueva aniquile a la anterior.

O peor incluso, a que la máquina más antigua agonice en ventas antes de ser sustituida.

Sin embargo, Super Nintendo vio la luz en Japón en noviembre del 90… y, por ejemplo, Kirby se estrenó en NES en marzo del 93.

Las razones son varias, pero tienen mucho que ver con el sistema de distribución internacional.

A nosotros, Super Mario Bros. 3 nos llegó en agosto del 91, cuando los japoneses llevaban meses jugando al World, que era dos años más reciente.

También por esto, las consolas no se jugaban la vida en el primer año e iban instaurándose poco a poco en diferentes mercados, lo que prolongaba el periodo de tiempo en el que resultaba interesante desarrollar para ellas.

En cualquier caso, NES aguantó varios años con SNES, pero los grandes juegos ya iban destinados al “cerebro de la bestia“.

BORDANDO EL CATÁLOGO

Ningún título posterior superó en éxito o calidad a SMB 3.

Pero, aún con los grandes equipos de Nintendo trasladándose poco a poco a SNES, hubo tiempo para algunos juegos memorables.

A mediados del 90 llegó el genial puzzle Dr. Mario de la mano de un grande, el creador de Game Boy, Gunpei Yokoi.

StarTropics es una aventura muy inspirada en The Legend of Zelda, que nunca salió de Japón.

Y el Punch-Out!! que se incluye en NES Mini es la versión sin licencia de Tyson, jefe final de la primera edición del juego.

En su lugar, fue sustituido por otro boxeador ficticio, Mr. Dream.

Para terminar, y después de jugar con él en GB, en Kirby’s Adventure vimos a la bola rosa por primera vez con su color característico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.