LOS JUEGOS MÁS DIFÍCILES, SEGÚN XTREME RETRO

Game Over Anime Hard Games Pixel Art Xtreme Retro

Hay juegos que han acabado con mandos incrustados en la pared debido a su inusitada dificultad.

Estos son los cinco más votados en la página de Facebook dedicada a Xtreme.

BATTLETOADS

VIGILA TUS ESPALDAS

Un beat’em up ciertamente original, nacido para combatir a las Tortugas Ninja en su propio terreno.

Su dificultad radicaba en el fuego amigo del modo cooperativo, ya que era bastante difícil de esquivar.

Además, era preciso reiniciar la partida si algún jugador perdía todas sus vidas.

NINJA GAIDEN BLACK

PONTE LA PULSERA ROSA

Su creador, Tomonobu Itagaki, tildaba de “nenazas” a todos aquellos que no pudieran acabar el título.

Los que no se arriesgaban con la dificultad normal, podían recurrir a la opción de “perro ninja“, que lo hacía más asequible, pero obligaba al jugador a llevar una pulsera rosa.

El hazmereír.

MEGAMAN 9

UN REINICIO MUY ADICTIVO

La vuelta a los orígenes de Megaman supuso, como el resto de la franquicia, todo un reto para los aficionados.

Para superar cada nivel era preciso memorizar los movimientos de numerosos enemigos.

Un gran aliciente, en suma, para los veteranos, y un handicap aún mayor para los recién llegados.

CONTRA

DOS PUEDEN MÁS QUE UNO

Konami sorprendió a propios y extraños, allá por el lejano 1.987, con este fastuoso arcade, que a la postre fue uno de los primeros en incluir el anhelado modo cooperativo.

Por ese motivo, los programadores creyeron factible incrementar la dificultad y llenar los niveles con balas letales para Bill Razer.

SUPER GHOLS’N GHOSTS

EL MIEDO A EMPEZAR

Aparecido en 1.992 para Super Nintendo.

La cantidad de criaturas del averno que acechaban a Sir Arthur a los pocos segundos, y los escasos “checkpoints” de cada escenario hicieron volar, para qué lo vamos a negar, más de un mando.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.