LOS ORÍGENES DEL FENÓMENO POKÉMON

Definitivamente, en el mundo de Pokémon pasan cosas muy raras…

Después de tantos años, el programa que Nintendo se había marcado para colonizar el mundo con el fenómeno Pokémon ha seguido su curso tal y como estaba previsto, y sus monstruos de bolsillo han llegado a todas partes.

No en vano, hace poco más de una década cada niño que veías por la calle llevaba una camiseta y shorts de Pokémon, y caminaba tatareando alegremente la musiquilla del juego mientras iba dándole a su Game Boy.

¿Cómo ha ocurrido?.

Si os estáis preguntando por qué los jóvenes de la época cambiaron el mundo real por el de los Pokémon, tan sólo tenéis que seguir leyendo.

Contemplad que ocho momentos tan disparatadamente atractivos…

1. PROFESOR ALZHEIMER

Te presentamos al Profesor Oak, tu mentor y gran colega.

Ha dedicado toda su vida al estudio de los Pokémon, y su memoria está tan saturada de monstruos que parece no quedarle sitio para nada más.

Ni para las cosas más importantes.

“¿Cómo te llamas hijo?” – te pregunta, y luego añade – “Y mi nieto, ¿cómo has dicho que se llamaba?”… Cielos.

2. MAREJADILLA

La historia de la humanidad está llena de grandes capitanes: el capitán del Titanic, hundiéndose valientemente con su barco; el capitán Pescanova y sus barritas de pescado… pero en Pokémon las cosas son ligeramente distintas… acabarás por darte de bruces con la realidad tras comprobar como el capitán del ferry S.S. Anne se marea cada dos por tres… con el barco amarrado al puerto.

Pobre.

3. UN SOPLO

Los malos de Pokémon han sido especialmente diseñados para demostrar que, en el fondo, nadie supone un peligro serio para Ash y sus simpáticos amiguitos.

Concretamente hay uno, en Cerulean City, que ejemplifica esa teoría a la perfección: “¡No mires detrás del póster que hay en el edificio Game Corner!”, chilla el tipejo.

“¿Será un farol?”, piensas tú…

Busca detrás del póster y encontrarás un interruptor secreto que abre una puerta hacia el escondite del malo.

4. CONOCE A TU CREADOR

Si creías que eso de las autorreferencias sólo podían hacerse en películas como Scream, estabas muy equivocado.

En la cuarta planta de Celadon City tiene lugar el momento más retorcido de la historia de los videojuegos: Ash tiene delante de sus narices a los programadores de Pokémon.

Yo soy el artista. Yo te he dibujado” – le dice uno de ellos.

5. LOS MOTES

Desde el principio del juego puedes bautizar a tus monstruos con los motes que consideres oportunos.

Busca al inventor oficial de nombres en Fucsia City.

Su trabajo consiste en sentarse y pasar las 24 horas del día dando su opinión sobre los motes de los Pokémon: “¡Ese mote está muy bien!”, o “¡Huy, ese otro es ex-qui-si-to!”.

Desde Xtreme Retro le sugerimos que busque un trabajo un poco más serio, que ya le toca.

6. ESCUCHA Y GANARÁS

De día, regalale una margarita a tu vecino pensionista y te reportará – con un poco de suerte – una propina de 1€.

En este peculiar universo los niños se están haciendo de oro con dicho sistema.

Ash, por ejemplo, visita a un abuelete en Vermelion City y escucha todas sus batallitas… a cambio recibe un vale por una bicicleta gratis en Cerulean City – ¡y eso vale una pasta! -.

7. PROBLEMAS DENTALES

En Celadon City encontrarás al guardián de la zona moviéndose en círculos al más puro estilo Pokémon, como un oso polar claustrofóbico del zoo, y balbuceando “¡Mmmff, mmf, Mmmfff!”.

El pobre ha perdido los dientes.

¿Donde?.

En la Safari Zone, aunque parezca increíble.

8. DON PEDANTE

Los entrenadores que deambulan por la zona nos obsequian con algunos de los diálogos más desternillantes del juego.

Cuando entras en el gimnasio de Pewter City, el entrenador aúlla “¡Eh, chaval!, ¡Estás a años luz de poder enfrentarte a Brock!”.

Tras vencerle, suelta angustiado “Maldita sea, los años luz no miden el tiempo, sino la distancia“.

PERO DE QUÉ VA TODO ESTO

Simplificando, Pokémon es un juego para Game Boy donde Ash, un joven entrenador, se dedica a coleccionar Pocket Monsters.

En total hay 150 especies distintas de estos monstruitos tan cucos.

En el fondo es un RPG, pero la necesidad de luchar con tus Pokémon y cuidarles para que crezcan y evolucionen, le otorga un toque muy especial.

Además, puedes utilizar el cable de conexión para disfrutar de combates Pokémon con tus amigos.

Así es como se entiende la esencia del título si vives en una zona donde no hay muchas jugueterías.

Pokémon es un fenómeno internacional, por si todavía no lo habías sospechado, y su presencia se expande en forma de peluches, llaveros, cómics, y un largo etcétera.

Todo gracias a esos 150 irresistibles monstruitos de colores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.