LOS ORÍGENES DEL SPECTRUM, PARTE 5

Pese a que en palabras del propio Sinclairno quedó tan impresionado por el nuevo Spectrum como con el ZX81“, lo cierto es que las novedades que incluía sí justificaban su compra, especialmente entre la comunidad de jugadores; aunque a duras penas tardaron cinco escasos meses en desarrollarlo.

De entrada, en lugar de la típica membrana este modelo lucía un teclado de goma con las instrucciones impresas en tres colores.

Todo un derroche si tenemos en consideración la forma de pensar que caracterizaba a Sir Clive.
De este modo resultaba más sencillo jugar mirando a la pantalla, sin tener que preocuparse por una desviación inoportuna de los dedos hacia otras teclas, como habitualmente ocurría en el ZX80, ocasionando la pérdida de varias vidas debido al accidente.

En cualquier caso los cursores se situaron en una sola fila con el propósito de economizar el espacio, y por ello se inventó una nueva configuración que perdura hasta nuestros días – O, P para izquierda y derecha respectivamente, y A, Z para desplazarse hacia arriba y abajo -.
Por tanto, no resultaba de extrañar toparse con teclados que tuvieran dichas teclas desgastadas debido a un uso excesivo.
Otro de los problemas que acompañó al lanzamiento del ZX era la carencia de fases de testeo previas a su comercialización, lo que se hizo patente en la gestión de colores, ocasionando que cada sprite mostrase a su alrededor una molesta aura de idéntico color.

Ante este handicap los programadores optaron por añadir unos gruesos bordes negros sobre los distintos personajes.
Otra opción fue desarrollar sendos juegos en monocrono empleando gráficos más detallados.
Con todo, los inconvenientes distaban mucho de concluir aquí.
La inusitada demanda obligó a lanzar al mercado una versión inacabada con problemas de memoria, que ocasionaba que muchos programas se quedasen bloqueados sin motivo aparente.
Todos estos fallos retrasaron la producción durante diez largos meses, aunque también lograron aumentar el hype de cara a la nueva máquina.
Los responsables de este desaguisado fueron Richard Altwasser y Steven Vickers, dos ingenieros que se apresuraron a abandonar la compañía para elaborar su propio ordenador, que dicho sea de paso, no consiguió hacer mella en las buenas ventas del Spectrum.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.