LOS PRIMEROS JUEGOS DE ESTRATEGIA

Utopia Mattel Electronics 1981 Intellivision Strategy Tactics Don Daglow Xtreme Retro Pixel Art

Llevamos ya unos cuantos días repasando la riqueza temática y jugable, así como los orígenes de uno de los géneros más veteranos en la historia del videojuego.

Tanto, que su inspiración viene de los juegos de mesa, antes de que existiera lo digital.

Antes incluso de la electricidad, los jugadores de todo el mundo echaban partidas versus moviendo peones, caballos y fortalezas a través de una rejilla.

Hablamos del ajedrez, uno de los juegos más antiguos y vigentes en la historia del ser humano.

Y por una razón muy simple: el ajedrez ofrecía – y sigue haciéndolo, incluso en estos tiempos en que los jugadores humanos se han visto superados por las IA – una profundidad inapelable, que cumple uno de los adagios más clásicos del diseño de juegos: fácil de aprender, difícil de dominar, imposible de superar por completo.

El ajedrez se inspiraba en los juegos de guerra, ejercicios para futuros generales o líderes inquietos en los que se reproducían a escala los conflictos de la historia.

Juegos que retomaron su auge en el siglo XIX, y que alcanzaron la fama a principios del siglo XX, con cerebros privilegiados como H. G. Wells y su Little Wars – 1.913 – popularizando entre niños y clases medias el entretenimiento de los militares.

¿Os suena Risk?.

Se diseñó en 1.950.

Tanto Risk como otros juegos tuvieron una influencia directa en el primer videojuego de estrategia por turnos.

Estamos en 1.977, en plena edad de oro de los juegos de rol… y uno de los grandes entretenimientos de informáticos como Walter Bright, por entonces en la Universidad de Caltech, ocupado en aprender todos los secretos del monstruoso ordenador PDP-10 programando una versión de su juego amateur de estrategia, Empire, que no vería la luz de forma comercial hasta 1.987.

Walter Bright Empire 1987 Xtreme Retro

Sin embargo, su trabajo y el de otros pioneros daría sus primeros frutos comerciales en 1.982, cuando Don Daglow – que también se había curtido con un PDP-10 – trabajó en Utopia para la Intellivision de Mattel.

Utopia Mattel Electronics 1981 Intellivision Strategy Tactics Don Daglow Xtreme Retro 1

El juego no tenía mayores ambiciones que cumplir con la meta que le habían impuesto: hacer algo diferente, que acompañara un catálogo de conversiones de arcades y juegos deportivos.

Me lanzaron el reto más o menos porque tenía mucha experiencia en diseño”, cuenta Daglow sobre esa meta de hacer algo nuevo para Intellivision, “y así fue como empecé a pensar que no había nada parecido a un simulador, y que los simuladores eran bastante comunes antes de la industrialización del videojuego”.

A pesar de las escasas previsiones iniciales para Utopia – tanto Daglow como Mattel pensaban que sólo era “un buen título de relleno” para las estanterías -, el juego acabó siendo el gran triunfador del CES de ese año, y vendió bastante.

Utopia Mattel Electronics 1981 Intellivision Strategy Tactics Don Daglow Xtreme Retro 2

El secreto de su éxito es que Utopia se adelantó a su tiempo: por primera vez, un juego de estrategia no era sólo una traducción directa de los títulos analógicos, sino que aprovechaba el medio.

Utopia Mattel Electronics 1981 Intellivision Strategy Tactics Don Daglow Xtreme Retro 3

Había un sistema de puntuación que medía la satisfacción de los habitantes de tu isla, una IA compleja que reaccionaba bien a las instrucciones de los jugadores y – la mayor innovación – se centraba tanto en el combate como en la gestión de recursos.

Utopia Mattel Electronics 1981 Intellivision Strategy Tactics Don Daglow Xtreme Retro 4

Utopia fue el primer ejemplo por turnos de lo que luego llamaríamos juegos 4XeXplora, eXplota, eXtermina y eXpande – o de construcción de imperios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.