LOS PRIMEROS PLATINUM EN PLAYSTATION

Coincidiendo con el anuncio de GRANDES JUEGOS PARA SATURN, Sony Computer Entertainment decidió brindarle una segunda juventud a los clásicos imperecederos de su consola mediante la recién estrenada serie PLATINUM.
Los mayores beneficiados, tal como cabía esperar, fueron los usuarios de PlayStation.
Especialmente aquellos que habían escuchado hablar de joyas como Ridge Racer o Wipeout, y todavía no habían experimentado el terror que tan sólo era posible con Resident Evil o Alien Trilogy.
Una maravillosa iniciativa que tardó en llegar a nuestro país, y fue secundada por algunas compañías de probado prestigio, entre las que destacaban la propia Sony C.E., Arcadia, Electronic Arts o la incombustible Virgin.
Gracias a ellas la propuesta se tradujo en una bocanada de aire fresco para las débiles economías caseras, que vieron la posibilidad de adquirir grandes clásicos del videojuego a un precio realmente ajustado de 3.990 de las antiguas pesetas.
Un precio de adquisición equivalente al de otros países como EE.UU y Japón, donde los juegos se comercializaron a 25$ y 2.800¥ respectivamente.
Para ser francos, es justo reconocer que el catálogo de lanzamientos de esta supuesta serie “barata” estaba repleto de títulos que pocos meses antes maravillaron a propios y extraños, y para todos los gustos.
Air Combat, Destruction Derby, Fade To Black, Road Rash, Tekken, …, y tantísimos otros que se fueron sumando a la lista con el paso de los años.
Ya no había excusa para perderse esa parte de la historia de PlayStation.
Por último, y a modo de curiosidad, merece la pena recordar que el platino vale más que el oro.
De ahí se deriva la elección del nombre.
Comencemos pues haciendo un breve repaso de estos clásicos atemporales que crearon escuela.

AIR COMBAT (Sony C.E. / Namco)

Pilota impresionantes cazas de combate en uno de los mejores juegos de aviación jamás creados en PlayStation.
Incluye una abrumadora cantidad de opciones propias de cualquier simulador,  y la carga adictiva de un shoot’em up.
Una compra fácilmente recomendable.

ALIEN TRILOGY (N. Software Center / Acclaim)

El éxito de H.R. Giger no pasó desapercibido ante los aficionados al videojuego, y mucho menos entre los felices usuarios de PlayStation.
Alien Trilogy nos ofrece las tres películas condensadas en un sólo título a través de una veintena de fases en plenas 3D y una acertada vista subjetiva.
Terror, tensión y acción visceral para un programa especialmente ácido…

BATTLE ARENA TOSHINDEN (Sony C.E.)

La revolucionaria técnica Hyper Solid era la valedora de un juego que aunaba los manidos golpes especiales de cualquier arcade de lucha en 2D, y la novedosa jugabilidad de los títulos tridimensionales.
A la sombra de Tekken, pero aún así muy recomendable.

BUST A MOVE 2 (N. Software Center)

La supuesta secuela de la secuela del Bubble Bobble era, como mínimo, tan divertida como el Puzzle Bobble original.
Contaba a su favor con sugerentes modos para dos jugadores simultáneos, con lo que su duración estaba garantizada.
Un título tan atractivo hoy en día como en el año de su estreno.

DESTRUCTION DERBY (Sony C.E. / Psygnosis)

Este fue uno de los principales baluartes de PlayStation.
Todo el mundo conocía las capacidades 3D de la consola, pero Destruction Derby consiguió superar holgadamente todas las expectativas que la máquina había suscitado.
Destrucción absoluta en increíbles y perfectos entornos tridimensionales.

FADE TO BLACK (Electronic Arts / Delphine Software)

La anhelada continuación de Flashback trajo consigo un profundo cambio radical con respecto al título original.
Se mantenían los vectores, pero en esta ocasión las 3D le arrebataron todo el protagonismo al sufrido héroe.
Puro espectáculo visual para un juego abiertamente criticado, aunque como todos los de Delphine Software, mantenía intacta su exacerbada dificultad.

RESIDENT EVIL (Virgin / Capcom)

Uno de los juegos más terroríficos de todos los tiempos.
Un apartado gráfico digno de toda loa y alabanza, un guión más propio de una película que de un videojuego – y merecedor de un Oscar -, y una puesta en escena abrumadora, especialmente pensada para habitaciones oscuras y un sonido muy, pero que muy alto…

RIDGE RACER (Sony C.E. / Namco)

Emergió de los salones recreativos y se convirtió por derecho propio en la envidia del resto de aficionados que no poseían la consola.
Su exquisita jugabilidad, así como el depurado engine 3D, ensalzaron a este programa a la categoría de juego de culto, ampliamente superado por sus sucesores.
Pese a ello, se antoja como un imprescindible para cualquier colección.

ROAD RASH (Electronic Arts)

Podríamos definir a este título como pura bestialidad exenta de cualquier tipo de censura.
Uno de los juegos de motos que más sistemas ha recorrido y, en su inevitable adaptación a PlayStation, recobró toda la emoción intrínseca del primer Road Rash de 32 bits que vio la luz en la difunta 3DO.

TEKKEN (Sony C.E. / Namco)

Los juegos de lucha en 3D parecían reservados a los añejos salones recreativos.
Entonces llegó Namco dispuesta a demostrar que no hacía falta gastarse la semanada pudiendo machacar el pad de PlayStation.
Una jugabilidad a la altura, para un arcade que ha creado escuela.

TRUE PINBALL (Arcadia)

Ocean fue la compañía artífice de uno de los mejores pinball que se recuerdan, tanto en consola como en ordenadores personales.
Todo gracias a los tableros más elaborados y un movimiento para la bola que imitaba a la realidad con maestría.

WIPEOUT (Sony C.E. / Psygnosis)

El legendario juego de conducción futurista gestado en el seno de Psygnosis fue bautizado como Wipeout.
Sobrecogedores efectos de luz, maravillosos abismos y una fluidez de movimientos simple y llanamente exquisita.
Probablemente, el título más trepidante de la primera hornada de PlayStation.
La música, además, es puro tecno.
Difícil resistirse a tamaña obra maestra.

WORMS (Arcadia)

Uno de los títulos más divertidos y jugables de cuantos han pasado por la gris de Sony.
El clásico juego de los cañones en versión adaptada a la década de los noventa, ni más ni menos.

Por descontado, las rebajas no terminaron aquí.
Pronto se fueron sumando nuevos juegos al atractivo sello PLATINUM, tales como Actua Soccer, FIFA ’96, Loaded, PGA Tour Golf 96, Ridge Racer Revolution, Tomb Raider, …, llegando a causar furor entre los incontables adeptos de PlayStation.
Eso si, todos a un módico precio de 3.990 pesetas.

Unos 24 euros al uso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.