LOS SPIN-OFF DE POKÉMON (PARTE 1)

Hay un montón de juegos sobre Pokémon por ahí sueltos, algunos son magníficos, otros prescindibles…

Aquí repasamos la mayoría de ellos.

POKÉMON SNAP (1.997)

Los mejores spin-off de Pokémon son aquellos que capturan la esencia del título original pero ofrecen una jugabilidad diferente.

Pokémon Snap es sin duda uno de los mejores, tomando el concepto de “hazte con todos” y llevándolo con éxito a la fotografía.

En su corazón, Pokémon Snap es un shooter sobre raíles que cuenta las aventuras de Todd Snap.

En lugar de disparar con pistolas, Todd lo hace con su cámara y consigue puntos dependiendo de lo bien que esté hecha la foto.

Algunos Pokémon sólo están en determinados sitios mientras que a otros hay que hacerlos salir con ciertos ítems o provocando una reacción en cadena.

Es un juego magnífico y sigue siendo un crimen y un argumento en favor del ateísmo que no exista una secuela a día de hoy.

HEY YOU, PIKACHU! (1.998)

Ambrella se inspiró en Tamagochi, sin duda alguna, para desarrollar este particular Pokémon, pero no pudo llegar a la influencia y popularidad de las mascotas de bolsillo.

Los jugadores tenían que usar el Voice Recognition Unit de Nintendo 64 para interactuar con Pikachu.

Se podía hacer un poco de todo, desde pescar hasta hacer un estofado, pero los controles eran horribles y la tecnología de voz muy rudimentaria, haciendo la experiencia frustrante.

Se lanzaron secuelas espirituales como Pokémon Channel para GameCube y los dos juegos de PokéPark para Wii, pero también decepcionaron.

POKÉMON STADIUM (1.999)

Cuando Nintendo anunció que Pokémon iba a llegar a Nintendo 64, todos pensamos en un RPG 3D que nos dejaría locos.

Estábamos equivocados.

Pese a la decepción inicial, Pokémon Stadium demostró ser un spin-off fundamental para cualquier fan de Pokémon gracias a su habilidad para transferir mediante un Transfer Pak los Pokémon de Rojo y Azul para usarlos en gloriosas 3D.

Había cuatro copas, con el jugador pudiendo elegir también criaturas del propio juego.

En esencia, era un juego sólo de combates, pero el cambio de gráficos nos engatusó a todos.

La secuela incluía a los Pokémon de Oro y Plata y es mucho mejor, especialmente, gracias a sus brillantes minijuegos.

POKÉMON PINBALL (1.999)

Pokémon Pinball fue otro temprano lanzamiento para la portátil de Nintendo, uno que encajó perfectamente en su idiosincrasia.

Fue uno de los pocos juegos para Game Boy Color en hacer uso del Rumble Pack, lo que aumentaba el tamaño del cartucho.

Las físicas eran un poco tramposas, pero las dos máquinas, Roja y Azul, están hechas con mimo y son muy interesantes a nivel de rampas y bumpers.

Lo mejor de todo es que se podían capturar y evolucionar Pokémon con un poco de habilidad y suerte en un par de minutos.

Y tenía una Pokédex propia con los 151 Pokémon originales, de modo que el rollito pokemaníaco estaba muy presente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.