LUPIN III: PANDORA NO ISAN

tumblr_lhi79aRdSU1qd4q8ao1_500

Tras el estreno del “Castillo de Cagliostro“, los afortunados usuarios japoneses pudieron disfrutar de una agradecida secuela para Famicom, por cortesía de Namco, más centrada en la acción, pero con pequeñas dosis de exploración y las siempre bien recibidas plataformas.

Este codiciado cartucho nos pone en la piel de los insignes Lupin, Jigen y Goemon; todos ellos modelados a partir de los rostros ya conocidos en el manga.

lupin sansei pandora no isan

Respecto al juego propiamente dicho, se basa tanto en las habilidades para el combate como en la pericia a la hora de afrontar las más arriesgadas plataformas, con el fin de salir airosos de aquellas situaciones donde el uso de la espada, u otras armas, jamás sería suficiente.

Presenta, además, no pocos elementos en común con el primer Rolling Thunder, con la particularidad de poder elegir entre múltiples gadgets y cambiar el personaje a placer durante el transcurso de la aventura.

lupin sansei pandora no isan

De este modo, los sufridos héroes irán alternando su protagonismo en función de las habilidades requeridas, dando así una visión global al conjunto de la trama.

Dicho esto, Lupin III: Pandora no Isan es un emocionante plataformas de scroll lateral que entusiasmará todos los simpatizantes del intrépido ladrón, y consigue enriquecer la historia del film, al que toma como referencia.

lupin sansei pandora no isan

Y lo hace aprovechándose de los escenarios, personajes y estilo de la narración original, completando un título muy entretenido y fácilmente recomendable, no sólo para los seguidores incondicionales del ilustrísimo Monkey Punch.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.