MAMORU OSHII

La creciente preocupación sobre el futuro del cine nipón y su actual crisis – paralela a la industria del videojuego – es uno de los temas más frecuentes dentro del círculo artístico japonés.

Precisamente, una de las afirmaciones más repetidas es la que señala que ciertos  directores podrían revitalizar la cinematografía nipona si no fuera por su principal ocupación: dirigir producciones animadas.

Éste es el caso de Mamoru Oshii, un profesional entregado en cuerpo y alma al anime.

Oshii nació en Tokio el 8 de agosto de 1.951 y durante toda su vida se ha sentido atraido por el mundo del cine.

Al igual que muchos cineastas comenzó rodando películas caseras de 16 mm, hasta que en 1.977 inició su andadura profesional en el anime fichado por la veterana Tatsunoko Productions.

Sus primeros años de labor creativa fueron difíciles y oscuros: la tarea de asistente en la mediocre serie televisiva Ippatsu KantamanKanta, el bateador – es un buen ejemplo de ello.

El aprendizaje siguió con la participación en dos series históricas: Kajaku Ninjatai Gatchaman II – alias Comando G – y Time Bokan series-Zendaman, dos producciones que le sirvieron para entrar a formar parte del prestigioso Studio Pierrot, en el que dio comienzo su brillante carrera en el mundo del anime.

Oshii arrancó con fuerza trabajando en la serie Nils no fushigi tabi – conocida en nuestro país como Nils Holgersson -, un producto con trasfondo ecologista.

Pero su colaboración más importante fue como director y guionista de la versión animada de Urusei Yatsura Lum -, de la que llegó a dirigir 38 episodios de los 218 que constaba la serie, y dos largometrajes: Only You y Beautiful Dreamer.

En 1.983, y con la llegada de los OVA’s, Oshii tuvo la oportunidad de dar rienda suelta a toda su capacidad creativa con la dirección de una miniserie de tres episodios titulada Dallos, una producción en la que Oshii empezó a dar muestras de su sello personal.

Pero fue en 1.985 cuando descubrió su mejor talento al dirigir Tenshi no TamagoHuevo de ángel -, siguiendo, en 1.987, con Twilight Q Meinkyu Bukkon-File 538Crepúsculo Q: el caso del Laberinto-archivo 538 -.

También hay que destacar la divertida Gomenzosama Babanzai, una delirante comedia de ciencia ficción.

A partir de entonces, se convirtió en uno de los realizadores más apreciados y solicitados por las grandes compañías.

Y fue precisamente Bandai la primera en reclamar su atención para encargarle una miniserie de seis OVA’s relacionados con Kido Keisatsu Patlabor, la serie creada por Masami Yuhki.

Entre anime y anime, aún tuvo tiempo para dedicarse al cine de imagen real y adaptar un guión propio: Kerberos Panzer Cop, una visión apocalíptica del futuro de Japón donde la ley y el orden son representados por un brutal cuerpo de policía.

Este film – inédito en Occidente – y su trabajo como director de Patlabor y Patlabor 2 le catapultaron definitivamente a la fama.

Y así pudo embarcarse en el que es considerado el proyecto más ambicioso de su carrera profesional: la realización de su particular visión de Ghost in the Shell, uno de los mayores acontecimientos en el mundo del anime de los años noventa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.