MANIAC MANSION: DAY OF THE TENTACLE (PARTE 2)

Esto no es sólo una muestra del puzzle humorístico temporal del juego, sino también de otra de sus virtudes: la carencia de obviedad.

En la línea de la mejor tradición de aventuras gráficas, los puzzles no son “A+B igual a C“, sino que se enrevesan añadiendo variables y disimulando el objetivo final.

El camino no es necesariamente evidente, ni hay pistas obvias sobre la acción a tomar: cada personaje tiene una misión principal, pero las soluciones sólo se encuentran a base de explorar y atar cabos, muchas veces disparatados.

El componente temporal, además, brinda otro grado de complejidad y, en este caso, refinamiento.

Conseguir vinagre, por ejemplo, pasa por meter una botella de vino en el pasado y recuperarlo avinagrado en el futuro, para enviarlo de nuevo al pasado.

El jugador se encuentra, pues, ante el reto de anticipar qué objetos son útiles en qué época, e ir pasándolos de un personaje a otro a través de las Cron-O-Letrinas, o escondiéndolos o preparándolos en el pasado para el acompañante en el futuro.

Con lo que el juego propone ciertos puzzles que, más que basarse en pruebas y errores, o pura suerte, sólo se solucionan tras horas o días de obsesiva meditación e iluminación en los lugares más insospechados – la cama, la ducha… -.

Por supuesto, el juego gozaba de otras virtudes: algunas partes del juego presentaban, en su versión en CD-Rom, un excelente doblaje; el aspecto gráfico resultaba demoledor; los diálogos eran condenadamente graciosos.

Pero en el puzzle puñetero y humorístico, enrevesado gracias a la triple localización temporal, huyendo de la mera acumulación de objetos, estaba la auténtica excelencia del Día del Tentáculo.

GRANDES MOMENTOS

La secadora en marcha durante siglos, la enmienda en la Constitución para incluir aspiradores en cada hogar, la escultura de los gemelos, los flirteos de Laverne

DIEZ RAZONES DE DIEZ

VIAJES EN EL TIEMPO

Vale: son, entre otras cosas, una debilidad personal.

Pero el uso en el juego de este elemento es absolutamente sobresaliente.

MAD SCIENTISTS

Casi cualquier obra con científicos locos es buena.

Ejém.

En Day of the Tentacle hay varios, además.

Entre ellos, un tentáculo púrpura.

DOBLAJE

Las secuencias dobladas, únicas en la época, eran de una calidad excelente.

Así como la música del juego, en glorioso MIDI.

LAVERNE

Bernard y Hoagie son encantadores a su modo, pero Laverne, con un ojo más grande que otro y actitud de yonqui de Prozac, es única.

NO A LA MUERTE

Day of the Tentacle pertenece a la nueva hornada de aventuras gráficas en las que no se podía morir, invitando así a explorar sin miedo y a disfrutar de cada chiste.

MANIAC MANSION

Day of the Tentacle incluía, en un ordenador de la casa, una versión íntegra del primer Maniac mansion.

Ahí es nada.

JUGADORES LISTOS

El juego no da nada mascadito.

Algunos usos o soluciones son obtusos y requieren acciones encadenadas muy elaboradas.

GENEALOGÍA

Muchos de los personajes del juego tienen varias versiones de sí mismos en cada época diferente.

PERSPECTIVAS TORCIDAS

El aspecto visual del juego, con grandes dosis de caricatura y expresionismo loco de cartoon, sigue siendo espectacular incluso hoy día.

APOTEOSIS FINAL

Cientos de tentáculos púrpura, un monstruo de tres cabezas y una persecución…

Apoteósico.

EN SÍNTESIS

Un juego como éste es hoy impensable: por el género, por el desmesurado cariño puesto en los personajes, por el humor…

Grandes aventuras gráficas hay más, pero tan aglutinadoras de todo lo mejor, sólo ésta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.