MARATHON INFINITY

Mucho antes de que la lucha de Master Chief se iniciara, Bungie se había centrado en otra batalla titánica.

La trilogía Marathon comparte algo de su mitología con el universo de Halo – y con la entrega previa, Pathways Into Darkness -, pero las alusiones son sutiles, y tan misteriosas como las razas de alienígenas a las que hacen referencia.

Pero si existe alguna analogía con Halo es el amor por el detalle, y Marathon Infinity, la parte final de la historia, está considerada como su culminación.

No en vano, comparte motor con el segundo juego, pero transformó los FPS mediante la ramificación y no la linealidad.

El argumento es enrevesado – y se entiende mejor tras haber jugado con las dos primeras entregas – e implica la búsqueda de una realidad en la que la identidad del caótico y malvado W’rkncacnter no llega a materializarse.

Para conseguirlo, el jugador explora diferentes líneas temporales, alguna de las cuales se contradice con los acontecimientos de los títulos anteriores, y todas ellas tienen como colofón una secuencia onírica.

Las acciones que se llevan a cabo durante el sueño determinarán si el jugador pasa a una nueva línea de tiempo o vuelve a otra anterior.

Estas consideraciones existenciales están muy alejadas de la típica narrativa en primera persona, el consabido “dispara contra todo lo que se mueva”.

Las aventuras multijugador se desarrollan sobre mapas, y se ofrecen diversos tipos de juego junto al modo básico.

Pero es el enfoque democrático de la creación lo que realmente impresiona: Bungie incluye en el título un editor de físicas y gráficos – Anvil – y un editor cartográfico – Forge -.

Ahora que es posible encontrar versiones de software libre para Linux y PC, no hay excusa para resistirse a una Marathon.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.