MARIO, SUS JUEGOS DE ROL Y AVENTURA

A mediados de los 90, el rol japonés vivía una época de gran esplendor, y la principal beneficiada de ello era Super Nintendo, la mítica consola de 16 bits.

En este contexto fue clave Square, compañía que lanzó títulos fundamentales del género para SNES como Final Fantasy VI, Chrono Trigger y Secret of Mana – esto fue mucho antes de la fusión con Enix, que también arrasaba por su cuenta en esas fechas con juegos como Dragon Quest V, Illusion of Time y Terranigma -.

Fijando sus ojos en esta gran explosión de creatividad, a Shigeru Miyamoto se le ocurrió que sería una gran idea crear un juego de rol protagonizado por su personaje más icónico: Mario.

SUPER MARIO RPG

Nintendo pronto llegó a un acuerdo con Square, que también estaba muy interesada en desarrollar un juego con un personaje de la popularidad de Mario para abrirse hueco en los mercados occidentales.

De esta manera nació Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars, producido por Miyamoto y desarrollado por Square, que combinaba elementos de rol al estilo de Final Fantasy – combates por turnos, puntos de experiencia, énfasis en la narrativa, etcétera – con toda la magia y saltos del universo Mario.

El juego salió en Japón y Norteamérica ya en la etapa final de SNES, y por desgracia no llegó a Europa: por aquella época era muy difícil que nos llegase un juego de rol, aunque estuviese protagonizado por Mario.

Sin embargo, actualmente está disponible en la eShop de Wii U, así que todos tenéis la oportunidad de probar este mítico juego – en su versión en inglés, eso sí -.

Tras el lanzamiento de Super Mario RPG, las relaciones entre las dos compañías se deterioraron hasta tal punto que Square dejó de desarrollar juegos para las consolas de Nintendo durante una larga temporada.

Pero Nintendo quería más juegos de rol de Mario, y encomendó un nuevo proyecto a uno de sus estudios estrella: Intelligent Systems, artífices de las sagas Fire Emblem y Advance Wars.

PAPER MARIO

Al principio, este segundo juego de rol iba a ser una continuación directa de su predecesor, y Nintendo incluso lo anunció en un principio con el título de Super Mario RPG 2.

Pero, a medida que avanzó su desarrollo, el juego adquirió un estilo visual muy característico: Mario, los demás personajes y el mundo que les rodeaba estaban diseñados como si estuviesen hechos de papel.

Así que, aunque era heredero de Super Mario RPG en muchos aspectos – como en sus dinámicos combates por turnos, en los que la habilidad y agilidad con los botones seguía siendo fundamental -, nos presentaba una estética y un mundo totalmente novedosos.

Hablamos, por supuesto, de Paper Mario para Nintendo 64, que inició una subsaga rebosante de carisma y calidad.

MARIO & LUIGI

Pero Paper Mario no fue la única subsaga que nació para tomar el relevo de Super Mario RPG.

Varios ex-miembros de Square – incluyendo a Tetsuo Mizuno, ex-presidente de Square, y a Chihiro Fujioka, director de Super Mario RPG – fundaron el estudio AlphaDream, que se convirtió en second party de Nintendo y siempre ha dedicado todos sus esfuerzos a desarrollar juegos para las portátiles de la Gran N.

Se estrenaron con dos títulos que sólo salieron en Japón, pero que fueron muy bien recibidos en dicho territorio: Koto Battle – juego de cartas virtuales para Game Boy Color – y Tomato Adventure – juego de rol para Game Boy Advance -.

El gran resultado de este último, unido a la experiencia de estos desarrolladores con Super Mario RPG cuando formaban parte de Square, convenció a Nintendo de encargarles a ellos otro juego de rol protagonizado por el fontanero, y pensado para el formato portátil.

Así nació Mario & Luigi: Superstar Saga para GBA, que inició una subsaga de rol paralela a Paper Mario, pero con puntos jugables en común.

En cuanto a su estética, heredó el estilo del mencionado Tomato Adventure que habían desarrollado poco antes, con un colorido mundo de fantasía muy similar.

DOS GENIALES SUBSAGAS

A partir de entonces, ambas subsagas se alternaron para ofrecernos una sucesión de juegos inolvidables.

En GameCube apareció uno de nuestros Paper Mario favoritos, La Puerta Milenaria, que expandió los conceptos de su predecesor para presentarnos un juegazo de rol largo, variado y muy especial.

Y mientras tanto, a DS llegaban títulos tremendamente originales y divertidos, que llevaban más allá nuestra concepción del universo Mario.

Mario & Luigi: Compañeros en el Tiempo nos hacía viajar por el tiempo en busca de la Princesa Peach, e incluso controlábamos a Bebé Mario y Bebé Luigi en el pasado.

Por su parte, Mario & Luigi: Viaje al Centro de Bowser nos metía dentro del cuerpo del archienemigo del fontanero, con quien debíamos colaborar para salvar al Reino Champiñón de otra amenaza.

Para diferenciar ambas subsagas, Paper Mario cambió el rumbo a partir de su tercera entrega, y empezó a probar conceptos muy diferentes.

Super Paper Mario para Wii puso un mayor énfasis en las plataformas y renunció a los combates por turnos, y Paper Mario: Sticker Star para 3DS – el primero de esta subsaga para una consola portátil – recuperó los combates por turnos pero dejó de lado los puntos de experiencia y la progresión de niveles de los personajes, minimizando así los elementos de rol.

Esta misma dirección sigue el nuevo Paper Mario: Color Splash, que da mayor importancia a los conceptos de puzzle y aventura.

Por su parte, Mario & Luigi sigue explotando sus tradicionales elementos de rol con los excelentes Dream Team Bros. y Paper Jam Bros. para 3DS – este último es un curioso crossover con su subsaga hermana Paper Mario -.

RESCUE V, LA MINISERIE

Esta serie narra las aventuras de varios equipos de Toads en Paper Mario: Color Splash.

Son siete vídeos de aproximadamente dos minutos cada uno, y podéis verlos a través de la eShop de Wii U o directamente en Youtube.

Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.