MARK CERNY

Desde sus inicios con Atari hasta su trabajo diseñando PS4, el californiano Mark Cerny ha jugado un papel fundamental en la industrial de los videojuegos.

Pero uno no se convierte en figura clave de los videojuegos de la noche a la mañana, y Mark Cerny puede dar fe de ello.

Son necesarios muchos años de dedicación, esfuerzo y, por qué no, algún fracaso, para formar el carácter.

La prolífica carrera de Cerny – California, 1.964 – comenzó a edad temprana, dejando claro que los videojuegos eran su auténtica vocación: con apenas 17 años Mark ficha por Atari.

En 1.982 las compañías no disponían del mismo personal que ahora, sino que estaban formadas por pequeños equipos en los que todos hacían de todo.

Cerny aprendió mucho y muy deprisa: diseño, programación, animación, dirección…

Supo sacar provecho a su formación y, tras colaborar en diversos proyectos, crea Marble Madness, una recreativa que habría de convertirse en juego de culto.

Fue el primer hito en una carrera de éxitos para Cerny.

Atari fue el primer paso en la trayectoria de Mark, que en 1.985 se muda a Japón para trabajar con otro gigante de los videojuegos, SEGA.

Durante esos años sirve como nexo de la compañía entre Japón y Estados Unidos.

Al mismo tiempo, trabaja o colabora en el desarrollo de múltiples juegos de Master System o Mega Drive, entre ellos en la producción de Sonic the Hedgehog 2.

Pero Mark, que siempre ha sido un espíritu inquieto, pondría fin a esta etapa, con los ojos puestos en el mañana.

Y a mediados de los años 90, las consolas con gráficos tridimensionales eran el futuro.

Cerny decidió apostar por 3DO, sabedor de que su hardware estaba muy por delante de las consolas de 16 bits.

Pero poco después llegaron Saturn y PlayStation, que dejaron obsoleta a la plataforma de 3DO Company.

Así que, tras producir dos juegos para 3DO, Cerny tuvo claro su próximo paso.

Si no puedes con tu enemigo, únete a él.

Cerny anticipó no sólo el triunfo incontestable de PlayStation, sino también que a partir de entonces Sony iba a ser la “reina” de las consolas de sobremesa.

Como presidente de Universal Interactive Studios – y poco después, al frente de su propia consultoría -, Mark decide producir juegos en exclusiva para Sony.

Para ello, Mark decide apostar por una serie de compañías, cuyos juegos habrían de convertirse en títulos de culto.

Junto a Naughty Dog crea Crash Bandicoot – 1.996 -, en el que Cerny fue mucho más que un productor ejecutivo: suyo fue por ejemplo el lenguaje vectorial usado para animar a Crash.

Crash Bandicoot fue un éxito incontestable, con más de 7 millones de copias vendidas.

Una cifra que superaría los 50 millones, sumando las 17 secuelas del primer juego.

Cerny demostró que un rayo puede caer dos veces en un mismo lugar, y repitió su esquema de producir un plataformas para PSOne, apostando por una propuesta novedosa.

Fue el caso de Spyro the Dragon – 1.998 -, de Insomniac Games.

Cerny ya había trabajado con Insomniac en Disruptor – 1.996 -, un innovador shooter que no obtuvo respaldo en ventas.

Mark propuso al estudio hacer un juego que fuese más accesible a todos los públicos, y entre todos dieron forma a la primera aventura del dragoncito morado.

Spyro vendió casi 5 millones de copias y dio lugar a otra saga multimillonaria.

El “idilio” entre Cerny y Naughty Dog se prolongaría hasta la actualidad, dando lugar a más sagas superventas en las consolas de Sony, como Jack & DaxterPS2, más de 15 millones de copias – y UnchartedPS3 y PS4, casi 29 millones de copias -.

En todos y cada uno de estos juegos Mark hizo su aportación, ya fuese asesorando, dirigiendo o diseñando.

Igual de beneficiosa ha sido la colaboración entre Cerny e Insomniac Games: tras el éxito de los juegos de Spyro llegarían las prestigiosas sagas Ratchet & ClankPS2 – y ResistancePS3 -.

El “Toque Cerny” era garantía de calidad y buenos resultados, lo que permitió al californiano trabajar en otros títulos de renombre para Sony: God of War IIIPS3, 2.010 -, Killzone 3PS3, 2.011 – o incluso el eternamente retrasado The Last GuardianPS4, 2.016 -.

La carrera de éxitos de Cerny ha sido su mejor aval, convirtiéndole en un valor seguro para Sony.

La compañía ha depositado toda su confianza en Mark, hasta el punto de convertirle en arquitecto principal de sus últimas consolas: PS Vita y PS4, incluyendo la dirección de un juego para esta última – Knack, 2.013 -.

Mark se entrevistó con los principales desarrolladores para tomar nota de sus sugerencias… y también de sus quejas, debido a la compleja arquitectura de PS3.

Cerny procesó toda esa información para diseñar PS4, creando una consola que, según sus propias palabras,”permitiera a los creadores centrarse en su visión para un juego, en lugar de perder tiempo con la letra pequeña del hardware“.

PS4 ha sido otro de los hitos de Mark, un “hombre del Renacimiento” que todavía ha de brindarnos grandes juegos y momentos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.