MASKAMAN, UN JUGADOR DE LA VIEJA ESCUELA

Maskaman Pablo Bateman in Green Hill Zone Sonic the Hedgehog Sega Hero Chao Dark Chao Pixel Art Xtreme Retro

Nadie hace vídeos así, y no me sorprende el éxito que han cosechado“.

Este comentario, extraído de algún artículo en la difunta Old School Generation, refleja con precisión la forma y los contenidos en la página de Maska que, desde hace años, viene actualizando.

La pasión, la ironía, el humor, la mordacidad demoledora, la dureza de un lenguaje sin concesiones, el desaforado amor por los juegos que ama y el más hiriente desprecio por aquellos que detesta, conforman un cuadro apasionante sobre esta peculiar industria, a la que tanta pasión le profesamos.

Sirva a modo de ejemplo su blog particular, al que podríamos calificar de literatura viva, de la calle y de cada día, personalísima, brillante y comprometida hasta la médula.

Y es que Maska es un aficionado atípico porque tiene un fuerte ramalazo – en el buen sentido de la palabra – de jugador ilustrado.

Quiero decir con esto que es un jugador leído, y más importante aún, experimentado.

Me recuerda, en cierto modo, a varios lectores que habitualmente se dejan caer por aquí, capaces de hacer compatible el amor por el ocio electrónico con el estudio del mismo.

De vez en cuando, y quizá por eso mismo, nos bendice con otro vídeo, no para alardear de sus facultades – que dicho sea de paso, son dignas de toda loa y alabanza -, sino para hacer a sus seguidores un poco más cultos, otorgándoles una mayor libertad y opciones a la hora de elegir un título cualquiera.

Pero me desvío del tema.

A Maska le adeudo, como admirador, una magnífica recopilación de momentos, y de sonrisas.

Pero mi deuda afectiva es aún mayor, pese a no conocerlo en persona, aunque sí tenemos amigos en común.

Su delicadeza a la hora de enfrentarse a cada título, o a nuestra infame sociedad, me sedujo en el acto, y desde entonces le guardo a su obra un aprecio especial, y un respeto fraguado durante largos meses.

Siempre me conmovió su profundo conocimiento del medio, la lucidez, la objetividad y el melancólico sentimiento arraigado a los juegos de antaño, a los que se enfrenta con el valor de la desesperanza.

Les estoy hablando, en definitiva, de un hombre sabio y de bien, respetado incluso por los más veteranos.

Erudito de los juegos retro, a los que ha dedicado incontables horas de su vida, y a quien los jóvenes aficionados, más aún en este país desmemoriado, deberían acudir en peregrinaje, con los oídos y la inteligencia atentos.

Y si, mediante sus vídeos, consiguen acceder al portalón de sus recuerdos personales, descubrirán que tras esa ternura y bonhomía, late también otro hombre distinto – aunque tal vez se trate del mismo -, que brota a ráfagas peligrosas como relámpagos: un jugador frio y tenaz, cuyas habilidades ya quisiera para mí mismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.