MATTEL INTELLIVISION

Tras el sonado éxito de Atari era de esperar que otras empresas con un mayor volumen de negocio cedieran a la tentación de entrar en la peculiar industria del videojuego.

Una de las pocas que consiguió hacerse con un trozo del pastel fue Mattel, popularmente conocida por ser la creadora de la aclamada muñeca Barbie; si bien con anterioridad ya había obtenido cuantiosos beneficios con la venta de diferentes juguetes electrónicos cuyo mayor atractivo eran una serie de luces que se encendían de forma intermitente.

La consola que desarrollaron, bautizada para la ocasión como Mattel Intellivision, fue elaborada a partir del célebre modelo VCS de Atari, aunque contaba a su favor con mejores gráficos y un procesador más rápido que el anterior.

De modo que durante el año 1.980, coincidiendo con la comercialización de la máquina, la compañía desarrolladora protagonizó una agresiva campaña publicitaria en la que se comparaban los juegos de ambas plataformas, en especial si nos referimos a los arcades de velocidad y a los simuladores deportivos.

Huelga decir que los títulos de Mattel podían presumir de un aspecto más realista, y por si esto no bastara se aseguraron también todas las licencias oficiales que pudieron, hasta el punto de que incluso las federaciones de backgammon y ajedrez de los Estados Unidos les cedieron su buen nombre.

Y así fue hasta bien entrado el año 1.984, cuando ya se habían vendido más de tres millones y medio de consolas en todo el globo.

Para aquellos que estén interesados en probarla, podrán descargar algunas de sus Roms desde el siguiente enlace.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.