MAZIN SAGA MUTANT FIGHTER

A finales de los setenta Mazinger Z era tan popular como el mismísimo Goku o el inimitable Seiya.

La responsable fue una serie de animación japonesa llamada a romper moldes, de la que tomaba prestado su nombre.

Y así, a lo largo de casi un centenar de episodios, se narraban las continuas reyertas entre las huestes del pérfido Dr. Infierno y el honorable robot, heroicamente tripulado por el joven Koji Kabuto.

Pues bien, a grandes rasgos este es el punto de partida de Mazin Saga – también conocido como Mazin Wars por estos lares -, juego que hereda el argumento de la serie televisiva, pero incluye diversas modificaciones cuanto menos llamativas.

De modo que Mazinger ha perdido sus rudimentarios ataques físicos en favor de una contundente espada, mortal de necesidad, y el infame Dr. Infierno le ha cedido todo su protagonismo al no menos temible Godkaiser y su devastador ejército de Biobestias.

Por su parte, la trama también ha sufrido ligeros retoques, pues nos encontramos en un mundo sumido en el caos y la contaminación; poco menos que un infierno terrenal para que nos entendamos, donde los escasos humanos supervivientes se refugian en el subsuelo de las grandes ciudades, y abyectos mutantes de considerable envergadura campan a sus anchas por la superficie.

Lo que antaño fueron recintos llenos de vida se han convertido en tristes cementerios envueltos en la más absoluta de las soledades.

Pero en este mundo gobernado con mano de hierro por el tirano Godkaiser, un nombre resuena como cantos de sirena entre los sufridos supervivientes: Mazinger Z, la última esperanza del género humano.

No en vano, la muerte y la destrucción que imperan en las grandes urbes han sido magistralmente reproducidas en el título que nos ocupa, y sólo un guerrero como Mazinger podría soportar la detestable atmósfera que se respira.

Bajo esta premisa, los jugadores deberán encarnar al valeroso robot en un notable – y largamente olvidado – beat’em up, con una mecánica dividida en dos partes bien diferenciadas.

La primera se ciñe al desarrollo habitual en el género, y permite enfrentarse a los incontables mutantes que pueblan cada escenario con la única ayuda de una espada, en la línea del prestigioso Golden Axe.

Tal como cabía esperar, dichas fases concluyen con el inevitable enfrentamiento contra inquietantes final bosses de todo tipo y pelaje, desde inconmensurables engendros mecánicos hasta despiadadas estatuas animadas.

No obstante, la segunda parte se perfila como el mayor aliciente del cartucho, pues permite oponerse directamente a enemigos legendarios como el simpar Garada K-7 y otros de novedosa factura, tal es el caso del Hombre Bestia.

Con ellos el enigmático robot protagonizará encarnizados duelos, donde su espada se revelará, una vez más, como su mayor aliada.

Amantes del manga, tenéis ante vosotros un motivo de sobrada felicidad.

Y es que cuesta sacarle mayor rendimiento a un cartucho de 8 megas, capaz de ofrecer grandes sprites, múltiples scrolles, excelente animación, sorprendentes deformaciones gráficas para los enemigos, …

El sueño de cualquier aficionado a los beat’em up.

DUELOS A VIDA O MUERTE

Preparáos para vivir apasionantes combates junto a Mazinger en vuestra Mega Drive.

Los ingredientes: personajes de proporciones bíblicas, una mecánica heredada de títulos tan aplaudidos como Street Fighter, y decorados dignos de mención, que incluyen desde las ruinas de Nueva York hasta una desolada – y apocalíptica – ciudad de Barcelona.

Tanto los incondicionales del anime como los habituales de los juegos de lucha quedarán saciados.

EL CREADOR DE MAZINGER Z

Go Nagai conquistó un éxito desmedido con este anime, de modo que toda una legión de gigantescos y heroicos robots comenzaron a proliferar en los mangas y pantallas televisivas de medio mundo, en un intento por repetir el éxito del carismático personaje.

Pero, al contrario de la creéncia popular, Mazinger Z no fue concebido para la serie de animación, pues tiene sus orígenes en el denominado Shonen Jump, donde años más tarde Son Goku acaparó toda la gloria imaginable.

UN CARTUCHO PARA EL RECUERDO

Con toda probabilidad, los fans de Go Nagai, así como de la animación japonesa, le encontrarán grandes alicientes a este programa incluso antes de disfrutarlo.

Así que imaginad la dicha tras probar sus virtudes, que no son precisamente pocas.

Empezando por su depurado apartado gráfico – mención especial para la rutina de deformaciones magistralmente implantada – y su exquisita jugabilidad, simple pero arrolladora a la vez.

Sin embargo, el juego despunta realmente durante los enfrentamientos finales, donde brillan con luz propia los titánicos sprites de los personajes, y unas animaciones dignas de toda loa y alabanza para un “simple” cartucho de 8 megas.

Si a esto le añadimos un desarrollo siempre atractivo y que ofrece un reto constante, no nos queda más remedio que rendirnos ante sus evidentes encantos y recomendarlo encarecidamente.

Por ello os animo a pinchar sobre el siguiente enlace.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.