MEGAMAN 7

Megaman 7 Cover

Sorpresa en el mundo de las secuelas y aliteraciones.

En el ciclo final de Super Nintendo, Capcom optó por romper las expectativas con su – hasta entonces – última entrega de la saga Megaman.

El resultado es inesperadamente clásico y, sin embargo, transgresor.

Megaman 7 Super Nintendo Pixel Art

Un canto de cisne realmente hermoso.

Tanto es así que, si nos ponemos poéticos, podríamos decir que las consolas tienen un último destello de gloria poco antes de desaparecer.

Tal es el caso de Megaman 7, por dos motivos.

Megaman 7 Super Famicom Pixel Art

Para empezar, es uno de los juegos más llamativos de la serie original.

La siguiente razón es el enorme retraso con respecto al vitoreado Megaman X y su continuación directa, circunstancia que lo condenó a un segundo plano en el pretérito cerebro de la bestia.

Con todo, la séptima entrega de esta longeva franquicia podría haber prescindido sin problemas de su numeración, pues Capcom evolucionó, en parte por valentía pero también por necesidad, su manido desarrollo.

Rockman 7 Super Famicom Pixel Art

En la etapa final de Super Nintendo podrían haberse limitado a hacer caja con otro de tantos clones.

Pero no.

Megaman 7 es una tábula rasa, fiel a sus raíces pero con un rumbo totalmente nuevo.

Megaman 7 Super Nintendo Pixel Art

Donde antes había lloriqueos y trilladas historias de heroísmo, ahora tenemos una trama sombría, con un desenlace moralmente reprobable.

Tal como cabía esperar, Megaman y sus aliados luchan por detener al pérfido Dotor Wily, pero a lo largo del juego aparecerán nuevos e incombustibles enemigos, y el protagonista deberá tomar decisiones incómodas que lo redefinen.

En palabras del propio Megaman: “Wily, voy a hacer lo que debería haber hecho hace años!. Soy mucho más que un robot!!. Muere Wily!!“, brama enérgicamente mientras le apunta a la sien con su arma cargada.

Megaman 7 Super Nintendo Pixel Art Capcom

Dista de ser una sentencia idílica, pero sí toda una declaración de intenciones, por obra y gracia de insigne Keiji Inafume.

Y es que las influencias de anteriores entregas para 16 bits empapan al título que nos ocupa, pues más allá de añadir escenarios y armamento, sus responsables retomaron las mejores ideas de Megaman X, potenciando el uso de armas secundarias, así como de armaduras e incluso del can cibernético, Rush.

Podríamos, por tanto, considerar a Megaman 7 una secuela inconfesa de aquellos programas, pese a su exacerbado clasicismo, donde el desarrollo, la dificultad, ambientación y, sobre todo, la trama no estan exentas de cierto dramatismo y giros sorprendentes.

Megaman 7 Super Nintendo Pixel Art

Aspectos que dibujarán más de una sonrisa en nuestro rostro, una vez superado el desmesurado reto.

El nuevo rumbo, no obstante, bebe del último episodio concebido para NES, al que añade un agradecido sistema de batallas, la posibilidad de interactuar con el entorno y de potenciar las habilidades del valeroso protagonista, previo pago en la tienda de Eddie.

Estos elementos no desdeñan la estrategia, sino que la convierten en una cuestión de supervivencia.

Rockman 7 Super Famicom Pixel Art 1995

Los enemigos son avispados, y cuentan a su favor con tácticas realmente puñeteras, pero Megaman no se queda atrás.

En esta serie de aciertos entra el renovado diseño gráfico, con escenarios salpicados por innumerables detalles de buen gusto y un modelado para los personajes excepcional, apreciable en la expresividad de sus rostros, por citar tan sólo un ejemplo posible.

Aunque Megaman 7 incluye la iconografía habitual, como los Robot Masters y demás parafernalia, tampoco descuida la puesta al día de una mecánica que, lejos de extinguirse, aún puede dar muchísimo más de sí.

Megaman 7 Super Nintendo Pixel Art

Precisamente en este ejercicio de nostalgia condensada encontramos la mayor recompensa.

La séptima entrega logra que el jugador deje de ser un espectador impávido, para que se implique en esta aventura irrepetible, larga, difícil y exigente: tres factores por los que Megaman 7, con todo su academicismo, no tiene nada que envidiar a Megaman X o cualquier otra variante de la añeja saga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.