MEGAMAN 8

Tras una gloriosa marcha por las consolas de NES, y dos sobresalientes juegos para las plataformas de 16 bits, finalmente la saga de Megaman tuvo representación en las máquinas de 32 bits, contando con una única entrega (no confundir con la serie de Megaman X) que vio la luz en PlayStation y Saturn, que resultó ser la mejor versión, si bien se quedó relegada al territorio japonés, como suele ser habitual en estos casos.

El juego fue lanzado en el año 1998, poco después de que el personaje cumpliera los diez años, y Capcom quiso celebrar tan señalada fecha con el lanzamiento de una octava entrega de una saga que se había iniciado hacía escasos once años en la Nintendo de 8 bits.
A día de hoy, la octava parte sigue siendo la más impactante en cuanto a su acabado visual se refiere, y la que mejor provecho consiguió sacarle a las consolas del momento.
.

Las animaciones del personaje resultaron ser soberbias, mejores incluso que las de la recreativa de Megaman the Fighters, las fases poco menos que espectaculares, haciendo gala de un colorido pocas veces visto en un juego de estas características, y todo acompañado de esa jugabilidad intrínseca de la saga con la que Capcom sabe dotar a una de sus franquicias estrella, en la que no podían faltar toda suerte de elementos secretos y zonas restringidas a las que tan solo resulta posible acceder si se tiene en posesión un arma concreta, algo que se ha convertido ya en una seña de identidad de la saga, y por supuesto, los añorados robots del Dr. Willy, que tratarán por todos los medios de detener el avance de nuestro azulado protagonista.

Si para crear las sagas de Megaman X, nacida en los 16 bits de Super Nintendo, y Megaman Legends (o Dash, como se lo conoce en tierras japonesas) se optó por aportarle un nuevo aspecto mucho más maduro y serio al personaje, añadiéndole toda clase de poderes de nueva generación, Capcom quiso conservar la estética tradicional en esta octava entrega, manteniendo la mecánica que lo habían hecho famoso en las consolas de 8 y 16 bits, un hecho que quizá podría hechar para atrás a aquellos que pretendieran encontrar en este Megaman 8 un juego que resultase revolucionario.
Aunque no es menos cierto que si se produjeron sustanciales cambios respecto a la anterior entrega, el Megaman 7 de Super Nintendo, un juego sobresaliente, todo sea dicho.

En esta entrega es posible, previo paso por el laboratorio del Dr. Light, adquirir toda clase de armas, e incluso se aumentaron para la ocasión los poderes de Rush, el inseparable perro que acompaña en sus aventuras al bueno de Megaman, pudiendo convertirse en moto, o bien en un vehículo que le brinda ayuda aérea a nuestro protagonista, aunque a grandes rasgos Megaman 8 resulta bastante continuista respecto a los otros capítulos ya conocidos.
Y es precisamente en este detalle, donde radica todo el encanto del juego.

Resulta un hecho digno de mención que en pleno apogeo de las 3D, compañías de la fama de Capcom e incluso Konami con el fantástico Castlevania: Symphony of the Night, continuaran desarrollando mundos de ensueño bidimensionales exprimiendo las capacidades de las plataformas de 32 bits, dando lugar a unos juegos con unos gráficos detallados y coloridos que se convirtieron en clásicos desde el mismo momento de su lanzamiento.

Y ojalá Capcom retome la franquicia, como ya hizo con la novena entrega, pero adaptándola a las capacidades técnicas de las consolas del momento, como parece se está haciendo con la nueva entrega de Sonic en 2D.

Pero no todo era perfecto en este título, pues dos pequeños hechos ensombrecieron su paso por las consolas de 32 bits.
Por un lado, en la versión PAL del juego se varió la alegre canción que acompañaba a la intro japonesa por una composición que resultaba un tanto triste en comparación con la original.
El otro punto negativo, fue que ninguna compañía se atrevió a distribuir copias del título de la versión de Saturn en los mercados occidentales, como si hizo INFOGRAMES con la respectiva versión de la 32 bits de Sony, pues el juego lanzado en la consola de SEGA añadía diversos extras con los que no contaba la versión de PlayStation, que incluían desde nuevas galerías de imágenes hasta la aparición de dos enemigos bien conocidos en la saga en su primera etapa, Cutman y Woodman, que ya le ocasionaron diversos problemas al héroe en los tiempos de la NES.
Salvando estos pequeños inconvenientes, Megaman 8 es uno de los mejores juegos de plataformas que han visto la luz en PSX y Saturn, lo que no es decir poco, precisamente.

RESUMIENDO

Este homenaje que le brindó Capcom a la saga se tradujo como una obra maestra imperecedera, con un nivel técnico fuera de toda duda, mención especial para las animaciones de las que hace gala el protagonista, y tan entretenido como se espera de un título de la saga de Megaman, a la altura de los ya vistos en NES.

Y es que virtudes, desde luego, no le faltan, pues todos los elementos en el juego parecen sacados de una serie de dibujos animados, desde el propio Megaman, hasta el más insignificante de los enemigos que pueblan los escenarios, que a la postre tienen un colorido que hay que verlo para creerlo.

Las melodías del juego no se quedan atrás, y son una verdadera delicia para los sentidos, salvando el bodrio que han incluido en la impactante intro, sobre todo si tenemos en cuenta la excelencia de la canción original japonesa.

Pero sin duda, el mejor apartado de todos cuantos componen el título hay que buscarlo en el que atañe a la jugabilidad. Decir que es un puro vicio es quedarse corto.
Si bien es cierto que la gama de acciones disponibles son inferiores a las que ya pudimos ver en Megaman X, hecho por el que se criticó al juego en su momento, pero es innegable que este es uno de los mejores títulos de plataformas con los que contaron las consolas de 32 bits, y por añadido, uno de los más divertidos.
Megaman en estado puro, y esta no es una afirmación gratuita.

Si en algún momento habéis disfrutado de alguna de las entregas aparecidas en Game Boy o NES, conseguid una copia de la octava entrega, e incluso de la séptima que también resulta altamente recomendable.
Cumplirán vuestras mejores expectativas, sin duda.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.