MENTÁNDOLE LOS MUERTOS MÁS FRESCOS A SONY

tumblr_ma59shyLqD1r7fzhro1_400

Esta dista mucho de ser una carta constructiva o mesurada, y si la pretendiera respetuosa vendría encabezada: Excelentísimos señores directivos, o alguna variante por el estilo.

Intuyo que lo que el arriba firmante pueda decir les importa a ustedes, literalmente, un carajo; tanto como parece importarles, a tenor de su talante y maneras, la opinión del resto de usuarios, que por cierto son los suyos.

Pero ustedes se deshaogan en sus grandes despachos o probándose ante el espejo la púrpura imperial, y yo me deshaogo dándole a la tecla.

Cada cual se lo monta como buenamente puede.

Quería contarles que me encontraba esta mañana revisando facturas, cuando decubrí un importe de casi 20 euros relacionado con PlayStation Network Plus.

Sólo unas semanas antes me habían invitado a probar el servicio, de forma gratuíta y sin compromiso, así que mi sorpresa fue mayúscula al toparme con tamaña fechoría.

Recuerdo, no obstante, con entusiasmo el lanzamiento de su primera consola.

La prensa entera se movilizó para cubrir el asunto.

El ambiente era de júbilo, e invitaba al optimismo.

Por aquel entonces, pensaba que me gustaría, en el futuro, disfrutar jugando junto a un hipotético hijo.

El hijo, señores directivos, si lo hubiera, tendría ahora la mayoría de edad.

En todo este tiempo, los votos de confianza que a ustedes les dieron el poder lograron que por las ventanas de este país entrase aire fresco, y que entre otras se modernizase y democratizase el uso de videojuegos.

Todo eso me parece fantástico, y me alegro, porque es precisamente para lo que compramos sus máquinas.

Pero lo que ya no me apasiona es el precio que nos han cobrado por ello.

Como factura es muy alta, y afecta a nuestros sentimientos y dignidad.

Y eso tiene mucho delito.

¿Saben una cosa?.

La historia de una compañía tiene comprensibles altibajos.

Y más en una industria como la del ocio electrónico, tan enrevesada y difícil de predecir.

Por tanto, uno sería capaz, quizás, de resignarse o perdonar los errores y bajezas.

Perdonar, por ejemplo, la sucia artimaña de cobrarme por un servicio que estoy seguro de no haber contratado, envileciendo la otrora intachable conducta de la empresa hasta la indignidad y la desvergüenza.

Podría perdonarles también las reconversiones salvajes y canallas de algunos títulos de culto en nombre de la alta definición.

Y podría, puestos a ello, perdonar también la continua imposición de contenidos descargables en detrimento del formato físico, con el socaire de impunidad que el poder absoluto les brinda a determinadas third parties.

Podría perdonarles incluso todo lo demás.

Las abyectas chapuzas de su sistema, que dejó al descubierto nuestros datos bancarios, el descrédito de algunos lanzamientos como Double Dragon Neon, que para muchos usuarios era y sigue siendo una demo, y su evidente demora a la hora de devolverles su dinero.

No digamos ya para solventar los problemas relacionados con el mal llamado juego.

Si eso no es perdonar, señores directivos, ya me dirán ustedes.

Si me apuran, hasta puedo perdonarles que nos sodomicen reiteradamente, tanto cuando no tenemos razón como cuando la tenemos.

Podría perdonarles prácticamente cualquier cosa, ya lo ven.

Hasta que mis antiguos compañeros de juego se hayan pasado a la competencia, y no les culpo por ello.

Hasta podría perdonarles el nefasto servicio de postventa, que antaño fue ejemplar, y sus modelos defectuosos de PS3.

Pero lo que nunca podré perdonarles es incapacitarme para escribir una crónica como la de aquellos días de esperanza, porque durante los últimos años ustedes nos han estado robando la inocencia.

Háganme un favor.

Recuperen las buenas costumbres con su futura consola, o váyanse a hacer puñetas.

tumblr_maywd38vwt1roqda3o1_500

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.