METAL GEAR SOLID: PHILANTHROPY

METAL GEAR SOLID PHILANTHROPY Italian Movie Konami Snake Pixel Art Xtreme Retro

Francamente, no tengo muy claro por dónde empezar a la hora de hablar de MGS: Philanthropy, aunque ha transcurrido más de un lustro desde su estreno.

Cualquier detalle sobre su argumento puede ser espoileador hasta el punto de machacar un efecto sorpresa que suma puntos a una película independiente, insólita y única.

Pero dos cosas me animan a traer la obra de Hive Division a Xtreme Retro, a pesar de esos potenciales espoilers, y así exhortaros a rastrear, localizar y descargar este film italiano realizado sin ningún ánimo de lucro.

Primero, que su efecto sorpresa no es un giro final sin dobleces o una acrobacia de guión que inutiliza segundos visionados porque el metraje que le antecede pierde sentido si sabes en qué dirección está orientado.

Segundo, que el simple hecho de traer aquí a una película supuestamente centrada en la historia de la saga ya es, en cierto sentido, un monumental espóiler.

Así que machacada la posibilidad de que os pille absolutamente vírgenes y furiosos, pasemos a la posibilidad B: poneros los dientes largos para que corráis a por esta peculiar adaptación como si no hubiera un mañana.

Sobra decir que hasta aquí las precauciones: insisto, vale la pena enfrentarse a Metal Gear Solid: Philanthropy con la menor información posible sobre su desarrollo.

La gran virtud de Giacomi Talamini reside, posiblemente, en la naturalidad con la que introduce al espectador en un embudo que apunta hacia el caos y el delirio durante la segunda mitad del film.

Buena parte de la culpa la tienen las convincentes interpretaciones del trío protagonista, que recibió crédito gracias a la densidad humana que sus improvisaciones sumaron al conjunto.

Pero gran parte de la responsabilidad reside en el propio guión y montaje de Giacomo Talamini, que también juguetea con la comedia negra y violenta en grados muy distintos: ésta, quizás, es la que menos componentes humorísticos posee, y Mattia Gri parece invertir todo su esfuerzo en la creación de una atmósfera sumamente enrarecida, derivada de la tensión que atesoran los títulos de Hideo Kojima y de los extraños parajes donde se ambienta la historia, situados en algún recóndito lugar que parece no haberse terminado de civilizar.

Cada veinte minutos, la trama da un giro y el espectador se sorprenderá intentando adivinar no ya a dónde se dirige el guión, sino qué tono va a adquirir y qué géneros va a abrazar: hay momentos en los que parece que la ciencia-ficción metafísica está a la vuelta de la esquina, no falta algún tris de buddy movie remezclada con un buen thriller de serie B, y en los últimos veinte minutos un giro radical hacia un horror sordo, surreal, sin asideros con nada, ni con los soldados rivales, ni con los temidos Metal Gear, ni siquiera con fenómenos extraños; pero sí con un poco de todo eso, al estilo de aquellos clásicos de Konami, quizás los referente más claros de la película; aunque más en cierta estética de lo inexplicable que en su núcleo argumental.

Pero Metal Gear Solid: Philanthropy no es un mero juego del despiste: es una película que sabe muy bien hacia dónde orientar a sus intérpretes, y en qué ocasiones dar pistas con el guión para crear esa atmósfera tóxica que impregna los actos de sus personajes.

La creación de una poderosa organización anti Metal Gear, la estructura de aquella misión que siguen los sufridos protagonistas, el mismo concepto del juego que vertebra el largometraje desde su título y en el que subyacen unas vibraciones mágicas muy interesantes…

Todos los detalles de MGS: Philanthropy indescriptibles en lo formal porque funcionan a base de intuiciones bañan al espectador en una sensación fungosa e indecible, que se prepara durante una primera hora desconcertante y estalla en una traca final como el cine de acción independiente ha visto pocas veces en los últimos años.

Una experiencia, en suma, imprescindible, a la que no pudo resistirse ni el mismísimo creador de la longeva saga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.