METAL GEAR SOLID PORTABLE OPS

Dicen que Hideo Kojima es un genio ególatra, pero también un consumado detallista.

Buena prueba de ello es que sus juegos de Metal Gear acostumbran a llegar con cierto retraso a los mercados occidentales, aunque por fortuna suelen ir acompañados de alguna preciada mejora.

Por descontado, Metal Gear Solid Portable Ops no supone ninguna excepción a dicha norma.

Y así, pudimos disfrutar de este codiciado título a partir de abril en el año 2.007, dejando entrever jugosos extras a fin de compensar los tediosos meses de espera, entre los que destacan nuevos mapas multijugador, el denominado Boss Battle y, a modo de curiosidad, originales tropas uniformadas con las distintas banderas pertenecientes a los países que conforman el viejo continente europeo.

Huelga decir que antaño ya se vio algún detalle similar en la saga, como bien recordarán aquellos usuarios versados con el Metal Gear Solid 3: Snake Eater; en especial si nos referimos al camuflaje facial.

No obstante, aquí el patriotismo roza lo absurdo, como en efecto podréis comprobar más adelante.

Un detalle meramente anecdótico, que a duras penas resulta una nadería en comparación con las muchísimas virtudes que atesora dicho programa, una verdadera genialidad equiparable al resto de entregas.

Llegados a este punto, merece la pena recordar que en PSP ya habían visto la luz con anterioridad dos episodios de Metal Gear Ac!d, aunque en Portable Ops no hay cartas que valgan, y su mecánica se asemeja a los habituales Tactical Espionage Action que tan hondo calaron entre los seguidores incondicionales de la longeva saga.

De modo que, gracias a un fastuoso motor gráfico – que a la postre resultó ser una adaptación del mismo empleado en el sobresaliente Metal Gear Solid 3 Subsistence -, Kojima y su equipo le devolvieron todo el protagonismo al carismático Big Boss, transcurridos siete años desde su anterior aventura, despejando parcialmente la incógnita de qué motivó al soldado legendario para traicionar al gobierno de los EE.UU, por el que una vez luchó y estuvo dispuesto a morir.

Sin olvidar la meritoria participación de un rejuvenecido e irreconocible Roy Campbell, tres décadas antes de verse convertido en el superior de Solid Snake.

Pero independientemente de la trama, que como cabía esperar roza la excelencia en todo momento, lo más llamativo del conjunto es su singular desarrollo, que incentivará a formar hasta cuatro equipos de comandos, prescindiendo de la concurrida infiltración en solitario.

Para tal fin se requerirá reclutar soldados, ya sea mediante las tácticas de guerrilla – lo que implica un secuestro y futura persuasión del individuo -, o bien utilizando el AP Scan; es decir, detectando las redes wi-fi mediante la propia PSP, y generando toda clase de soldados bien diferenciados entre sí.

Cada uno de ellos será bendecido con atributos que les harán destacar más en determinados campos, tales como el espionaje, la medicina, y un largo etcétera.

Por lo tanto, saber combinar todas estas habilidades conforme se afianza el progreso supondrá la diferencia entre una fácil victoria o el fracaso más rotundo.

En parte debido a que ya no resulta posible almacenar incontables ítems entre el equipaje, pues cada personaje portará un máximo cuatro objetos, ya sean armas, munición, comida o medicamentos, por citar algunos ejemplos posibles.

Esto se traduce en que, a diferencia de pasadas entregas, Naked Snake no podrá valerse por si mismo en todo momento, haciendo necesario desplegar con eficacia a los soldados sobre el terreno.

Y como quien no quiere la cosa, fundaréis un poderoso ejército que no sólo estará disponible en el Modo Historia, sino que también participará en reyertas contra otros cinco usuarios a través del wi-fi ad-hoc, o bien en el Modo Infraestructura.

Tened presente, eso sí, que la derrota se pagará cara, pues todos los personajes incorporados al creciente equipo cambiarán de bando en favor de vuestro rival.

Rieté tú de los enfrentamientos entre Pokémon.

Aquí todo es mucho más sanguinario, frenético y atroz.

APROVECHA LAS REDES WI-FI

Si pretendéis conseguir valiosos reclutas con los que engrosar vuestras filas, nada más fácil que buscar diferentes redes wi-fi.

Cada vez que el juego detecte una, convertirá automáticamente esos datos en un nuevo soldado.

LAS TROPAS ESPAÑOLAS

El diseño de sus uniformes resulta cuanto menos cuestionable, pues es evidente que serán los primeros en perecer.

Como para no verlos, vamos.

Por descontado, estos son sólo algunos de los integrantes exclusivos que conforman la versión europea del juego.

KOJIMA PRODUCTIONS

El mismísimo Hideo Kojima fue el encargado de fundar este consagrado equipo dentro de la propia Konami, en la que se ha labrado una inmejorable trayectoria profesional.

Entre sus creaciones de mayor renombre se encuentran nada menos que los añorados Snatcher, Policenauts, y, como no podía ser de otro modo, la saga Metal Gear (Solid).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.