METAL GEAR SOLID: THE TWIN SNAKES

Una generación de hardware después de que Metal Gear Solid hubiera definido un género en PlayStation, Silicon Knights recibió el encargo de actualizarlo.

Según los estándares de 2.004, el aspecto del juego comenzaba a ser un poco angular, y la compañía lo rehizo tocando únicamente aquellos elementos que sin duda lo mejorarían: añadió nuevas animaciones y un par de giros argumentales a la obra de Hideo Kojima, y solventó cualquier rastro de tosquedad en la mecánica del título.

Así, Metal Gear Solid: The Twin Snakes es la versión definitiva de una de las piedras angulares de los videojuegos.

Y el mejor cumplido que le puedes hacer a MGS es que se trata de un juego al que no le hacen ningún servicio las constantes descripciones y las explicaciones que le siguen.

En primer lugar, y sobre todo, se trata de un juego brillante, pero también de un brillante juego sobre los juegos y sobre cómo juegan los aficionados.

Mencionar a Psycho Mantis, Revolver Ocelot y Shadow Moses a cualquier otro veterano es el preludio de horas de charla y anécdotas en las que ninguna interpretación coincide completamente con la tuya.

Junto con Metal Gear Solid 3: Subsistence, forma parte de la cúspide de la serie y, aunque sigue habiendo una gran cantidad de diálogo que superar, la excelente traducción ayuda.

Pocos juegos tienen la valentía de intentar reconciliar sus objetivos más elevados con el propio juego, y mucho menos hacerlos recaer sobre el jugador a través de sus acciones individuales.

Metal Gear Solid: The Twin Snakes mantiene su frescura intacta en todo momento gracias al magnífico trabajo de Silicon Knights; es una versión inflexible de un clásico, y tan rico, detallado e inteligente como pueda llegar a ser un juego.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.