METAL GEAR SOLID, UN LANZAMIENTO POR TODO LO ALTO

El viernes 7 de mayo del año 1.999, concretamente a las 21:30 de la noche, es una fecha que los aficionados a la ópera prima de Konami difícilmente podrán olvidar, ya que en aquel día Metal Gear Solid, magistralmente doblado al castellano, se puso al fin a la venta.
Para celebrarlo, la desaparecida cadena Centro Mail de Preciados 34 organizó una presentación por todo lo alto, en la que si bien el champán y los canapés brillaron por su ausencia, no pasó lo mismo con los codiciados ejemplares del título.
Cajas y más cajas de Metal Gear Solid se amontonaban tras el mostrador para abastecer a los cientos de usuarios que se aglomeraban a las puertas de la tienda.
Por descontado, la mayoría había reservado el compacto desde hacía largos meses, pero también hicieron acto de presencia numerosos espontáneos, atraídos por el boca a boca, dispuestos a llevarse a casa un ejemplar a toda costa.
Huelga decir que la afluencia del público fue tal que la madrileña Gran Vía llegó a estar colapsada debido a la enorme cola que se formó.
Afortunadamente, para amenizar un poco la espera, dos actores irrumpieron en escena interpretando al temido Psycho Mantis y a la bella – pero letal – Sniper Wolf respectivamente, mientras se iban paseando entre los asistentes con un tono supuestamente amenazador.

Respecto al doblaje del juego, cabe destacar que estaba a años luz de todo lo que se había podido oír hasta la fecha, con una calidad excepcional en términos generales; si bien es justo reconocer que algunos personajes secundarios no transmitían la misma intensidad que la profunda voz de su intrépido protagonista, Solid Snake.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.