METROID: ZERO MISSION

Samus Aran, quizá la mascota más adulta de Nintendo, regresa a sus orígenes con este juego rebosante de aventuras y acción.

El resultado es un remake deslumbrante y típicamente atmosférico de su aventura primigenia para NES, allá por 1.986.

Todo ha sido ampliado desde la ciencia ficción cuadriculada, propia de los 8 bits, para aprovechar al máximo las complejas oportunidades que brinda Game Boy Advance.

En cualquier caso, la aventura sigue ofreciendo una sacudida claustrofóbica y a menudo aterradora por el interior del planeta Zebes, mientras la cazarrecompensas de Nintendo, con su efervescente animación, persigue y derrota a la terrible Mother Brain.

La prueba evidente de la calidad de un diseño con más de dos décadas de antigüedad es que, durante la transición, el Metroid original no ha perdido ni un ápice de su ingenio desasosegado, ni de su atractivo espeluznante.

Y, por su parte, Metroid: Zero Mission en realidad sólo reescribe el pasado donde es necesario, y con la inclusión de un útil minimapa logra que esta vez la tenebrosa tarea de exploración sea un poco menos frustrante.

Pero Metroid: Zero Mission también ha recogido a enemigos principales adicionales, nuevos giros argumentales y un área exclusiva, Chozodia, así como una secuencia adorada por sus admiradores en la que se puede jugar como Samus fuera de los confines de su traje, cuando ella sufre una emboscada y debe moverse sigilosamente con una sencilla pistola y un elegante mono color turquesa.

Algunos todavía protestan porque los resultados finales fueron demasiado breves, pero nadie se queja de que no sean considerados o elegantes.

Emocionante, hermosa y compleja, la serie Metroid, desde el principio del viaje, ha hecho bien las cosas importantes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.