MEW-GENICS!

Mew-Genics Team Meat PC iOS Cancelled Games Pixel Art Xtreme Retro

Imagina que tienes dos gatos, llamados Manchester y Dr. Butts – porque así es como Edmund McMillen, el creador del juego, sugiere que los llames -.

Dr. Butts, la gata, está preñada del gato, Manchester.

Cuando da a luz, te das cuenta de que tienen la cabeza, el cuerpo y las patas del padre, pero las manchas de la madre.

Un gatito en concreto tiene la herencia perfecta de su madre: con manchas por la espalda, la cola y la cabeza.

Este gatito será un perfecto para criar otros mininos más adelante.

Dicho lo cual, este juego debería haber sido una mezcla entre Pokémon y Los Sims, o eso parecía a primera vista.

Una mezcla estupenda e interesante basada en esta mecánica de cruces que explicábamos, y que exigiría tener en tu casa muchos gatos y en buen estado.

Mew-Genics Team Meat PC iOS Cancelled Games Xtreme Retro 1

McMillen decidió incluir una buena cantidad de enfermedades y cosas asquerosas en el juego, cada una de las cuales deberías tratar para que tu ejército de mininos sobreviviese.

La progenie de Manchester y Dr. Butts no mantendrían el estado con el que nacieron y a medida que creciesen, sus estadísticas cambiarían.

Para cuando llegasen a adultos, quizá fuesen completamente inútiles: la pubertad podría hacerlos feos, idiotas, narcolépticos – en serio – o volverse violentos, mordiendo a los demás gatetes.

Tendrías que cuidar tú solito de tus felinos, pues el juego operaba en tiempo real, con diferentes personajes y eventos ocurriendo en varios momentos de la semana.

Los personajes secundarios, las pequeñas misiones y las cartas misteriosas que aparecían bajo tu puerta sólo estarían disponibles si juegabas a una hora determinada del día, o de la noche.

Esta mecánica recordaba mucho a la captura del Lapras en Pokémon Gold/Silver/Crystal, que sólo estaba disponible los viernes en la Cueva Slowpoke.

Esta clase de aditivo, supuestamente, conseguiría que jugásemos al título constantemente y que estuviéramos pendientes de él todo el día, como si fuera un Tamagochi.

Mew-Genics Team Meat PC iOS Cancelled Games Xtreme Retro 2

Esto, aplicado a un juego que también debería haber aparecido en iOS, era una estrategia magnífica para diferenciarse de la cruel competencia.

Así, Mew-Genics! estaba llamado a convertirse en un pseudo-sandbox, con elementos fundamentales de coleccionismo que pretendía encariñar al jugador con sus gráficos monocromáticos y no dejarle escapar en todo el día.

Era, en definitiva, un juego del diablo.

No podemos saber si atesoraba el mismo elemento de “sólo una pantalla más, mamá” que tenían The Binding Of Isaac o Super Meat Boy, pero al menos fue diseñado con un ritmo pausado y distendido que quemaba a fuego lento una fórmula adictiva, que crecía con cada partida un poquito más y ocupaba esos momentos de aburrimiento en el metro o en el baño.

Pero también puedes adoptar un gatito de verdad, ojo.

GATETES POR TODAS PARTES

Con el tiempo, se te llenaría la casa de gatos.

No sólo aparecían por apareamiento, sino que muchos se sentirían atraídos por las feromonas y el calor.

Vamos, que estaría todo meado, y lo olían.

Efectivamente: no todo era aparear gatos en Mew-Genics!.

También podías sacar a tu entrenador Pokémon interior y ponerlos a pelear.

CONCEPTO

¿Nunca te has preguntado cómo sería vivir con la loca de los gatos en Los Simpsons?.

Ah, que ya lo eres… Bueno, Mew-Genics! te encantaría entonces igualmente.

PERFIL DEL DESARROLLADOR

Team Meat, ese dúo dinámico de lo creativo que son Edmund McMillen y Tommy Refenes, tienen un estilo visual basado en esos viejos juegos de Flash que eran tan populares en Internet, y que combinan perfectamente con unas mecánicas innovadoras y una maestría difícil de creer en cada género que tocan.

SU APOGEO

Super Meat Boy es un juego tan bueno, tan difícil, y está tan estupendamente diseñado que es por sí mismo una cumbre.

Además, fue de los primeros indies en abrir paso a los demás.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.