MICHEL ANCEL, EL CREADOR DE RAYMAN

Tras el notable éxito de Rayman, el célebre programador destinó cuatro largos años de su vida a la creación del soberbio Beyond Good and Evil, como poco, uno de sus proyectos más ambiciosos.

Tristemente el laureado título pasó relativamente desapercibido, si bien es justo reconocer que bastó para cautivar a un cineasta de probado prestigio y merecida reputación.

Hijo de un atareado militar, al bueno de Ancel no le quedó otra opción que familiarizarse con las tradiciones y costumbres de los más dispares países en los que pasó su juventud, debido principalmente a los incesantes cambios de destino que marcaron la trayectoria profesional de su progenitor, y por ende los años de su niñez.

Felizmente, todos estos vastos conocimientos culturales adquiridos durante sus continuas idas y venidas, enriquecidos a su vez por multitud de mitos y leyendas, le sirvieron para recrear los imaginativos universos en los que transcurren muchas de sus aventuras; sirva a modo de ejemplo el singular planeta Hillys, perteneciente al anteriormente citado Beyond Good and Evil.

A modo de curiosidad, cabe destacar que la primera toma de contacto de este apasionado desarrollador con la industria del ocio electrónico pecó de modesta en el mejor de los casos.

No en vano, Mechanic Warriors, tal como se dio a conocer su primera obra, jamás llegó a ser comercializado pese a tratarse de un encargo directo de Lankhor, una pequeña empresa de origen francés para más señas.
Por fortuna, este rotundo fracaso no amedrentó los ánimos de esta joven promesa quien a la tierna edad de tan sólo diecisiete años se apresuró a participar de un fatigoso concurso para desarrolladores, que le sirvió para recibir una suculenta oferta de Ubisoft y que, como es lógico, no dudó en aceptar.

Si atendemos a sus propias declaraciones: “a los trece años comencé a desarrollar mis propios juegos, protagonizados por pequeños personajes.
Me pasaba el día garabateando en cualquier parte.
Y así nació Rayman“.

De modo que durante su trayectoria en la poderosa compañía oriunda de Francia pudo elaborar algunos de sus éxitos más recordados, nada menos que el popular Rayman y su continuación directa, bautizada para la ocasión como Rayman 2: The Great Scape, aunque para ello se vio forzado a colaborar con un multitudinario equipo formado por más de un centenar de personas.

Una vez concluidos estos proyectos no tardó en embarcarse en la gestación de un prometedor título, mucho más innovador que los anteriores, y así es como se originó Beyond Good and Evil, una loable aventura protagonizada por la intrépida Jade, una hermosa reportera de guerra que poco o nada tiene que envidiar a tantas otras heroínas virtuales.

Lamentablemente y pese a las buenas críticas cosechadas, en esta ocasión la fortuna no pareció sonreír a su nueva creación que tuvo un éxito de ventas ciertamente moderado, impidiendo por tanto la continuidad de la aclamada franquicia.

No obstante, no todo fue negativo, pues de este modo consiguió hacerse con la simpatía incondicional del aclamado cineasta Peter Jackson, largamente recordado por los largometrajes del Señor de los Anillos, insatisfecho como estaba entonces por la correspondiente adaptación de la homónima película al videojuego.

Tal fue la impresión que le causó la odisea protagonizada por Jade y la fascinación que despertó en él este codiciado programa, que no tardó en contactar con el acreditado programador para ofrecerle que participara en la versión de su siguiente filme, nada menos que el remake del clásico King Kong.

De este modo se iniciaba una estrecha colaboración entre dos prestigiosos artistas pertenecientes a unos ámbitos tan bien diferenciados como son la industria del cine y los videojuegos, pero del mismo modo tan estrechamente ligados entre sí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.