MICKEY MANIA: THE TIMELESS ADVENTURE OF MICKEY MOUSE

Mickey Mania es el homenaje a uno de los más carismáticos y populares personajes de la factoría Disney, y uno de los mejores juegos protagonizados por el famoso ratón.

En este sorprendente viaje recorreréis seis de sus más increíbles películas animadas.

Huelga decir que este imprevisible roedor ha seguido caminos diferentes en los 16 bits de SEGA y Nintendo.

La primera incursión la realizó en Mega Drive con un excelente título que nos dejó sorprendidos en su momento, Castle of Illusion.

Después llegaron Fantasia y Mickey and Donald.

En este último compartía protagonismo con su inseparable amigo, el pato Donald.

Los usuarios de Super Nintendo tan sólo habían podido contemplar hasta entonces la aparición de dos títulos, Magical Quest y Mickey’s Ultimate Challenge, aunque no tardó en aparecer Mickey and Minnie: Circus Mistery, donde Capcom recrea una excitante aventura plataformera con unos gráficos alucinantes.

Sea como fuere, este título destaca especialmente por el increíble sprite del protagonista.

En esta ocasión los encargados de dar vida al personaje de Disney han sido los programadores de la compañía inglesa Traveller’s Tales.

Estos muchachos tan sólo contaban con un juego de renombre en su haber hasta la fecha, el legendario Leander para Amiga, también conocido como The Legend of Galahad.

Pero aquí sumaron otro excelente cartucho a su catálogo, pues realizaron un encomiable trabajo en todos los apartados.

Mickey Mania es un arcade de plataformas, con algún que otro puzzle, para reposar un poco y darle a las neuronas una pequeña sesión de entrenamiento.

El primer nivel resulta impactante a primera vista, porque la acción se desarrolla en un decorado en blanco y negro que irá adquiriendo color a medida que avancéis por el escenario.

Tras conseguir liberar el barco de Willy de las garras de Pete Patapalo, el infatigable roedor se dirigirá al laboratorio de Mad Doctor que tiene encerrado a su más fiel amigo, Pluto.

Después de enfrentarse con murciélagos, calaveras andantes y el esquizofrénico doctor, Mickey se irá de excursión al campo.

Allí se verá importunado por un alce descomunal y un inesperado otoño, que provoca la caída de ramas en la cabeza de nuestro héroe.

Menos mal que cuenta con la inestimable ayuda de Pluto, que le avisará en todo momento de cualquier peligro.

En la segunda parte de este nivel nos encontramos ante una espectacular persecución del alce en perspectiva frontal, donde se ha utilizado el Modo 7, en SNES, y que obtiene un resultado aún más brillante en Mega Drive a base de rutinas por software, ya que esta consola no cuenta con ningún chip de apoyo para semejante menester.

Al final, si habéis conseguido sortear todos los peligros que os depara esta aventura, os enfrentaréis con el eterno enemigo del ratón, Pete Patapalo.

El apartado técnico resulta brillante para los dos formatos, aunque la entrega para Mega Drive ha conseguido un mejor acabado con un mayor número de detalles y un mejor apartado sonoro.

Basta con fijarse en los cuadros que se desenrollan en una de las paredes de Lonesome Ghosts, el chapotear del agua cada vez que Mickey cae en un riachuelo al ser perseguido por el alce, o el crujir de la madera cuando saltáis de lámpara en lámpara en la última fase.

La animación de Mickey es una de las mejores que habíamos visto hasta la fecha.

Además, todos los demás animales y enemigos que el protagonista encontrará en su camino llevan el indiscutible sello Disney, tanto en su caracterización como en todos sus movimientos.

Sonoramente, los programadores han intentado que este juego fuera semejante a una película de dibujos animados.

Pese a su encomiable empeño, existen algunos efectos que no poseen el realismo deseable para un título de este calibre.

En cualquier caso, la magia continúa.

JEFES FINALES

Para este apartado se han utilizado los enemigos originales de las películas.

En 1.928, Mickey se enfrentaba al primer Pete, después a Mad Doctor, y en 1.990 llegaba el asalto final contra Pete Patapalo.

PROGRAMADOR

Andy Ingram ha sido el responsable del apartado gráfico de este título.

EN SÍNTESIS

Toda la magia de Disney se encuentra a disposición del jugador, merced a unas animaciones dignas de una película de dibujos animados.

Las melodías también han sido perfectamente realizadas en ambas versiones, y cada fase cuenta con su composición, adaptada al ritmo del juego.

Conviene destacar, eso sí, que en Mega Drive se han conseguido unos efectos más realistas y acabados, aunque algunos sonidos dejan bastante que desear para un juego como éste.

Por último, atesora una jugabilidad arrolladora en los dos formatos, con un control perfecto del personaje, gran variedad de plataformas y algún que otro puzzle que resolver.

FELIZ ANIVERSARIO

Ante el aluvión de novedades lúdicas, tal como solía – y suele – ocurrir en fechas navideñas, Sony se apuntó al tren con un juego conmemorativo del aniversario de Mickey.

Un arcade de plataformas con una dificultad elevada y unas animaciones de una calidad envidiable.

Un título para que disfrute toda la familia.

Una joya con auténticos dibujos animados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.