MIRACLE WARRIORS: SEAL OF THE DARK LORD

Miracle Warriors Seal of the Dark Lord Sega Master System RPG Pixel Art Xtreme Retro

Pocos RPG en consola – por no decir ninguno – han permitido llevar a cabo lo que realmente caracteriza a los juegos de rol de papel y boli de los que parte el género en los videojuegos.

Esto es, interpretar un rol.

Miracle Warriors Seal of the Dark Lord Sega Master System Xtreme Retro 1

Más allá de elegir entre atizar con esa espada mágica +30 o decantarnos por caminos menos físicos y más místicos, el RPG en el mundo del videojuego se caracteriza por tomar las características más estructurales de clásicos como Dungeons & Dragons o Rolemaster – los combates por turnos, las subidas de nivel, etcétera -, pero no realmente su esencia, aquello por lo que pasamos muchas tardes de nuestra adolescencia sentados frente a una mesa con un papel en la mano y dados de diez en la otra: la posibilidad de moldear un personaje a nuestro antojo, meternos en su piel y jugarlo hasta sus últimas consecuencias.

Miracle Warriors Seal of the Dark Lord Sega Master System Xtreme Retro 2

En los RPG del videojuego siempre recibimos personajes ya perfilados y normalmente pocas o ninguna opción para desmarcarnos de esa personalidad fijada, además de unos diálogos a base de cuadros de texto en los que la elección de respuesta suele acabar siendo más o menos irrelevante.

Miracle Warriors no consigue darle la vuelta a esto con la profundidad que seguro que muchos aficionados al rol de toda la vida aún esperamos, pero sin embargo, da un gran paso adelante.

BIENVENIDO, JOVEN HÉROE

Kogado Software apuesta por integrar al jugador en la historia.

Más allá de la intención tan repetida de que cada uno pueda vivir su propia aventura, lo que realmente ocurre en Miracle Warriors es que cada persona que se aproxima al juego puede encontrar con facilidad un hueco moral en el que situarse frente a la trama, y desde el que afrontarla.

Miracle Warriors Seal of the Dark Lord Sega Master System Xtreme Retro 3

No se trata de poder recrearnos a nosotros mismos, sino que el desarrollo y escuetos diálogos – dos aspectos en realidad del mismo entramado – ofrecen suficiente variedad y consistencia como para que cada cual encuentre su nicho y pueda identificarse con su personaje con relativa facilidad.

Es decir, tras bautizar al sufrido héroe, podremos decantarnos por varias rutas en pos de la salvación mundana.

Miracle Warriors Seal of the Dark Lord Sega Master System Xtreme Retro 4

En muchas ocasiones el destino será el mismo, pero poco a poco iremos moldeando al creciente grupo de personajes que, en principio, se ve reflejado en dos medidores de experiencia y vida.

A diferencia de otros representantes del género, la mecánica es relativamente abierta, pero no se llega a profundizar en las relaciones con los distintos integrantes del grupo.

Miracle Warriors Seal of the Dark Lord Sega Master System Xtreme Retro 5

Aunque sí hasta cierto grado, permitiendo al rolero más consciente determinar cómo reaccionar ante las situaciones adversas y, en definitiva, interpretar su papel.

Obviamente, todas estas reacciones y posibilidades están prediseñadas, pero lo que resulta abrumador en Miracle Warriors es la cantidad de variables y de información soterrada que la compañía ha volcado en el título.

Miracle Warriors Seal of the Dark Lord Sega Master System Xtreme Retro 6

Un jugador que elija, digamos, una senda determinada experimentará cosas que otro puede pasar por alto.

Todo lo cual se percibe mucho mejor cuando Miracle Warriors es rejugado; por tanto, las posibilidades son mayores de lo que parece en una primera toma de contacto, revelando contenidos que antes pudieron quedar sepultados.

UN RPG MUY DIGNO

Sin embargo, Miracle Warriors muestra algunas flaquezas precisamente en lo que es, sin duda, su mayor logro.

Aún estamos muy lejos del juego de rol que es posible con varias personas alrededor de una mesa, pero si el videojuego alguna vez llega a acercarse aceptablemente, este cartucho con toda probabilidad marcó la senda.

No obstante, numerosos diálogos parecen descuidados y con el tiempo pierden algo de fuelle.

Miracle Warriors Seal of the Dark Lord Sega Master System Xtreme Retro 7

Tampoco faltan algunas secciones que están diseñadas y estructuradas con cierta torpeza, y que amenazan con romper la tensión que pretenden crear.

Pero esto bien pueden ser apreciaciones muy personales, y que no precisan de ser compartidas.

El resto de aspectos de Miracle Warriors también muestra aciertos maravillosos y errores – flagrantes a veces – que invitan a pensar en sus creadores con algo tan grande entre manos que, a ratos, se les escapa.

Miracle Warriors Seal of the Dark Lord Sega Master System Xtreme Retro 8

El combate funciona aceptablemente: no tiene la fluidez de otros clásicos, pero el uso de habilidades aporta un componente táctico y, por supuesto, rolero, muy apreciable.

Conviene, no obstante, armarse de bendita paciencia por culpa de unos enemigos ramplones, para ir subiendo de nivel y alcanzar esa gratificante sensación de poder acabar con cualquier cosa que se ponga por delante.

La exploración, por su parte, acaba pecando de repetitiva.

La misión principal se desarrolla a través de cinco áreas repartidas a lo largo de tres continentes, diseñadas con independencia y con sus propias criaturas.

El resto del enorme mapa que tenemos a nuestra disposición, en cambio, acaba presentando las mismas estructuras.

Las zonas, por desgracia, suelen ser prácticamente iguales, a excepción de algunos decorados o mera cosmética.

Miracle Warriors Seal of the Dark Lord Sega Master System Xtreme Retro 9

Al final, Miracle Warriors es un RPG con el que Kogado Software ha conseguido trasladar la importancia de la exploración abierta junto a las mejoras de equipo, y por tanto, del juego de rol a un videojuego.

Lo cual no tiene por qué ser del agrado de un buen número de usuarios, pero el aficionado al rol encontrará un título en el que no se trata tanto de leer cuadros de texto en diagonal entre subidas de nivel, sino de sumergirse en un deambular fluido con peso específico en la mecánica y, por extensión, en una vívida historia que, además, implica al jugador de forma inapelable y emocionalmente.

Miracle Warriors Seal of the Dark Lord Sega Master System Xtreme Retro 10

Apunta alto y no acaba de dar en la diana en todos sus apartados, pero la sensación es de terreno bien abonado para la siguiente entrega de la serie, que vio la luz en MSX2.

Y, desde luego, se trata de un juego que los buenos roleros deberían visitar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.