MOMENTAZOS DE STRIDER

strider-hiryu-capcom-arcade-coin-op-sega-genesis-mega-drive-atari-st-dos-turbografx-cd-master-system-amiga-zx-spectrum-commodore-64-amstrad-cpc-sharp-x68000-playstation-pixel-art-xtreme-retro

Hoy nos ha dado por recordar los grandes momentos de Strider que dejaron huella entre la chavalada a finales de los ochenta.

¡AQUÍ ESTOY!

strider-hiryu-capcom-arcade-coin-op-xtreme-retro-5

La entrada de Hiryu, en el arranque de la primera fase, ya dejaba claro la chulería del personaje.

Ojo al planeador y el candil que lleva en el morro: diseño futurista a la par que clásico y funcional.

Un tío con estilo.

LA SERPIENTE BOLCHEVIQUE

strider-hiryu-capcom-arcade-coin-op-xtreme-retro-6

Mikiel y el resto del Politburó se unían para dar forma a Ouroboros, la delirante serpiente mecánica – con hoz y martillo incluidos – que ejercía de primer jefazo de la recreativa.

Volvería a aparecer hacia el final de la quinta fase, para transportarnos hasta el Gran Maestro Meio.

LA GALOPADA DE TU VIDA

strider-hiryu-capcom-arcade-coin-op-xtreme-retro-2

Toda la épica y el espectáculo de Strider, resumido en una galopada sobre una colina repleta de minas.

Por muchas veces que la hayamos repetido, no deja de emocionarnos.

No hemos vuelto a ver nada igual.

Jamás.

CAMINANDO ENTRE DINOSAURIOS

strider-hiryu-capcom-arcade-coin-op-xtreme-retro-3

Concretamente sobre la chepa de los aparatosaurios, mientras devolvíamos a la extinción, a golpe de cypher, a bandadas de pterodáctilos.

Los que osaron tocar el suelo también vieron algunos T-Rex y triceratops.

Esta no era la Amazonia que nos enseñaron en el “cole”.

¡LUCES FUERA!

strider-hiryu-capcom-arcade-coin-op-xtreme-retro-7

La segunda fase ofrecía mucho más que un kong mecánico, un cazarrecompensas y una ladera minada: el segmento de la central eléctrica también era fino, con sus apagones, sus descargas eléctricas y esos mechas, empeñados en pellizcar la tripilla de Hiryu.

Criaturitas.

LA GRAVEDAD ES PARA FLOJOS

strider-hiryu-capcom-arcade-coin-op-xtreme-retro-4

El tour por la nave Balrog – escenario de la tercera fase – alcanzaba su cénit con el dulo contra el Anti-Gravity Device, una esfera colosal que nos hizo orbitar como satélite mientras dábamos rienda suelta al cypher.

Por cierto, ¿encontrastéis al panda oculto en la nave?.

EN ALGUNOS MOMENTOS VEO TRIPLE

strider-hiryu-capcom-arcade-coin-op-xtreme-retro-9

Entre los power-ups que podíamos recoger en Strider estaban el cypher doble, los bots – llamados Options – que incluían una cuca pantera mecánica y eran capaces de destruir a todo el que se nos acercara y la inmunidad, que multiplicaba los Hiryu en pantalla.

TECNOLOGÍA PUNTA

strider-hiryu-capcom-arcade-coin-op-xtreme-retro-8

En el universo de Strider hay cyborgs, mechas, máquinas que invierten la gravedad, pero a la hora de impedir que alcance la gran fortaleza voladora Balrog, Meio recurre a bombas con paracaídas.

Y lo peor es que funcionan.

Nos comimos más de una.

¡TREPA MÁS RÁPIDO, PUÑETERO!

strider-hiryu-capcom-arcade-coin-op-xtreme-retro-10

En el ecuador de la tercera fase pudimos vivir otro momento mítico – rescatado, por cierto, en el reboot de Double Helix -: las paredes que se van estrechando sobre Hiryu, obligándonos a saltar de una a otra a toda prisa.

Mientras, un mecha Mr. Elefant asciende cómodamente para esperarnos arriba.

MÁS DIFÍCIL TODAVÍA

strider-hiryu-capcom-arcade-coin-op-xtreme-retro-11

En determinados momentos, la gravedad se invertía y debíamos combatir boca abajo.

En la tercera fase esto resultaba simpático y hasta cierto punto inofensivo, pero en la quinta era una locura, alimentada por unos pinchos que nos atormentaron hasta que le cogimos el truco.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.