MONKEY MAGIC

Quizás por orgullo, o para olvidarse mejor del fiasco de Block Fever, en 1.979 Nintendo se empeñó en demostrar que su equipo era capaz de crear juegos de romper ladrillos originales.

La prueba fue este Monkey Magic, un título que, por cierto, se ha convertido en una auténtica rareza muy buscada por los coleccionistas más adinerados.

Debemos imaginarnos a un mono con una cinta roja en la cabeza que reacciona al contacto del proyectil.

Al principio, tiene la boca cerrada, pero podemos abrírsela si conseguimos darle en la barbilla con una de las tres flechas.

A continuación, podremos disfrutar atacando sus dientes – destruibles -, cerrarle un ojo – 30 puntos – y después el otro – 200 puntos -, quitarle la cinta y darle miedo cambiando el color de su piel.

Sin embargo, el animal – llamado Taimu – no es de los que se dejan abatir fácilmente.

Cuando más aumente la puntuación, más cabezas de mono nos enviará para estorbar el avance de nuestros proyectiles.

El juego es bastante divertido gracias a algunos detalles, como el cambio de velocidad cuando pasamos sobre su nariz – efecto estornudo -.

Además, no tiene fin, ya que a medida que se avanza, la cinta y los dientes vuelven a aparecer.

Así pues, el único objetivo de este título, lanzado en una mesa de tipo cóctel y en una máquina vertical, es obtener el mayor número de puntos posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.