MORTADELO Y FILEMÓN II: SAFARI CALLEJERO

Esta segunda entrega de las aventuras de unos de los personajes más queridos propios del comic español, fue programada en el año 1990, de la mano de Emilio Martinez, por aquél entonces empleado de Animagic, si bien el título fue publicado por la misma Dro Soft.

Curiosamente, la primera parte no fue oriunda de nuestro país, sino que fue producida en Alemania, por una compañía que respondía al nombre de Magic Bytes.

Si bien, desde la primera toma de contacto es fácil reconocer una diversidad de estilos entre ambos títulos, siendo la secuela una aventura mucho más dinámica y con multitud de elementos enfocados hacia la acción.

Como muchos de vosotros ya habréis adivinado, el título que nos ocupa toma su nombre y ambientación prestados directamente del mismo cómic, creado por el inigualable maestro Francisco Ibañez, y que fue publicado en el lejano año 1970.

De este modo los particulares detectives pertenecientes a la T.I.A. no tendrán más remedio que lidiar con las peores adversidades a fin de conseguir evitar una amenaza a nivel mundial causada por unas peligrosas… gallinas, que a causa de un terrible error cometido por el incompetente Profesor Bacterio tienen la habilidad de producir unos huevos con unos efectos cuanto menos curiosos para todo aquél que incurra en una toma de contacto con los mismos.

Para añadirle una mayor variedad a su desarrollo, el propio Emilio Martinez tuvo a bien introducir diversas partes bien diferenciadas entre sí, siendo la primera de ellas la que corresponde al mismísimo Filemón, en cierto modo el cabeza pensante del cómico grupo de detectives.

Así, bajo el explícito título de cacería de pollos, tendremos que lidiar con un buen número de estas particulares aves, tratando de capturarlas en el mejor de los casos, y hacérselas llegar al propio Mortadelo, quien nos espera en la parte superior del edificio donde transcurre la acción con unas cuestionables intenciones y una más que sospechosa sartén.

De igual modo, los enemigos con los que nos topamos en nuestro camino sorprenden por sus semejanzas con la popular obra del célebre Ibañez.
Cerdos, cactos, e incluso los huevos que lanzan las sufridas gallinas supondrán aquí nuestro mayor obstáculo.

La segunda de las fases disponibles que responde al nombre de La ira del Super, tiene como protagonista al carismático Superintendente Vicente, el “Super” para que nos entendamos.

Nuestro cometido en esta ocasión será encarnar al simpático Mortadelo en una huida desenfrenada mientras trata por todos los medios de esquivar los distintos elementos arrojadizos que le lanza su jefe en funciones, al tiempo que sortea de la mejor forma posible los obstáculos dispersos a lo largo y ancho del nivel en sí mismo.

Por fortuna, para facilitarnos un poco nuestro avance disponemos de la que sin duda es la habilidad más característica de este peculiar personaje, pues como ha demostrado de forma reiterada en la totalidad de sus aventuras, le profesa cierto amor al uso de los disfraces.

Disfraces de los que podremos hacer uso para franquear diversos elementos, tales como Seat 600, para los que será imprescindible recurrir al disfraz de rana; o muros, ideales para estrenar el efectivo disfraz de fantasma.

Como veis, la variedad está servida, enderezada siempre con ese toque de humor característico de la obra magna del famoso dibujante español, conocido en prácticamente el mundo entero.

Mortadelo y Filemón II supone sin duda un motivo de alegría para los seguidores del que puede considerarse uno de los comics nacionales más representativos de nuestro humor, si no el que más, que se saldó con un juego altamente recomendable, divertido, variado, y original como pocos.

RESUMIENDO

Visualmente este título es una delicia. Tanto los escenarios como los distintos personajes están representados de forma magistral, son perfectamente reconocibles, y además consiguen sorprender por sus más que acertadas animaciones. Quizá se le podría pedir un poco de mayor variedad para los distintos escenarios, aunque este factor no resulta ni mucho menos decisivo, ni consigue ensombrecer este genial apartado que ha sido recreado con todo lujo de detalles por parte de su programador, lo que denota no solo el talento del que hizo gala su creador, sino la simpatía y el cariño que le profesaba a tan hilarantes personajes.

El apartado sonoro es sin duda el que peor parado ha salido, como era de esperar. Bastante pobre en su conjunto, pues apenas contamos con un tema que a la postre termina por hacerse repetitivo. Sin embargo, este no resulta un factor determinante, por lo que no conviene centrar demasiado nuestro interés en el.

Es en el apartado jugable, uno de los más importantes de cualquier titulo que se precie y que pretenda ser divertido, donde este Mortadelo y Filemón II se desmarca. Pues el programa cuenta con un control intuitivo y bien ajustado, personajes bien diferenciados entre sí, tanto en estética como en la disposición de las numerosas habilidades de las que hacen gala los protagonistas, a lo que contribuye una serie de niveles lo suficientemente variados, y de un atractivo tal que siempre estimulan al jugador y lo incentivan a continuar avanzando. La única pega posible en este apartado está relacionada con su corta duración, lo que unido a un nivel de dificultad no demasiado exigente, hace posible dar por finalizado el título en unas escasas horas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.