NACIMIENTO, MADURACIÓN Y CULMINACIÓN DE LA SAGA FINAL FANTASY, PARTE 2

Lo que no cambió durante todo ese tiempo fue el mítico staff de la saga, que después de tres años de trabajo y más de cien personas involucradas en el proyecto, consiguieron dar forma a una entrega que rozaba la perfección y destilaba genialidad en todos y cada uno de sus apartados.

No en vano, en los créditos de Final Fantasy VII siguen estando presentes el inimitable Hironobu Sakaguchi (como productor, vicepresidente de la empresa y presidente de la filial americana); Yoshinori Kitase (el director de Final Fantasy VI y VII), Yoshitaka Amano (ilustrador de los seis primeros capítulos que también ha participado en otras entregas de la serie), o el mítico Nobuo Uematsu (un consagrado compositor que ya había colaborado en el resto de episodios).

A todas estas celebridades se le sumaron nuevos genios, como es el caso de Tetsuya Nomura (en función de ilustrador) y Kazuyuki Hashimoto (responsable del desarrollo del sistema de herramientas de programación en 3D, en cuyo currículum se encontraba el conocido Motor Toon GP).

Como es lógico, la lista resulta bastante más extensa, pero sirvan estas personalidades a modo de ejemplo para ilustrar el legendario equipo de programación que obró el milagro, haciendo posible que la franquicia alcanzara el estatus de mito con el séptimo capítulo.

Para aquellos amantes de las curiosidades, la versión occidental llegó a contar con dos nuevos enemigos finales, un depurado sistema para gestionar la materia, y se convirtió además en el primer Final Fantasy que no fue censurado.



Por si fuera poco, también se calibraron los enfrentamientos, consiguiendo un balance más lógico entre el número de combates y los enemigos.

El resto de virtudes se mantuvieron intactas con respecto a la versión japonesa.

Esto se traduce en que el programa ofrecía entre 60 y 70 horas de juego para aquellos que quisieran exprimirlo en su conjunto y descubrir todos sus secretos, que albergaban sus 1.800 megas.

Todos los demás elementos que dan forma a la aventura son ya de sobra conocidos, pues el usuario deberá vivir una experiencia irrepetible mientras surca un vasto mundo, visita ciudades sin igual, entabla relación con sus pintorescas gentes, combate contra las peores criaturas que haya podido gestar la mente humana, sufre, ríe, llora, y en definitiva, se emociona con las historias particulares de cada personaje.

Y es que todo parece posible en Final Fantasy VII, ya sea entretenerse por gigantescos parques de atracciones o bien deleitarse con más de 40 secuencias de vídeo, e incluso perderse en una lista casi interminable de eventos.

Huelga decir que por aquel entonces ya estaba vigente el proyecto de un largometraje de la franquicia generado exclusivamente por ordenador, que contaría con la labor de los grafistas de la consagrada Toy Story, cuyo tiempo de realización se estimaba entre los dos y tres años, coincidiendo con el apogeo de la siguiente generación de consolas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.