NEO GEO EN NINTENDO SWITCH (PARTE 4)

A GOLPES CONTRA TODOS

SNK lanzó algunos beat’em up realmente brillantes.

Casi desde el primer momento, SNK decidió que era hora de empezar a lanzar juegos de nuevos géneros, y se atrevió con los “yo contra el barrio”.

No hubo muchos exponentes, pero sí interesantes.

Sengoku abrió la lata en 1.991, y lo hizo mezclando katanas, sombreros de cowboy y fantasmas japoneses.

Ese mismo año lanzaron Burning Fight – llamativo, sin más – y Robo Army, que no ha envejecido demasiado bien, ni en gráficos ni en jugabilidad.

MUTATION NATION

Uno que vale mucho la pena en Switch – mientras llegan los demás Sengoku – es Mutation Nation.

Llegó en el 92 sin innovar demasiado, pero con una ambientación vistosa y unos gráficos que siguen sorprendiendo.

La diversión en cooperativo está asegurada.

CALENTÁNDONOS EL COCO

Bajo la alargada sombra de Tetris, SNK consiguió unos puzzles de gran éxito.

El catálogo de Neo Geo tiene un puñado de títulos muy entretenidos en este género.

Ahora mismo, en Switch, disponemos de dos de ellos.

El primero es el rebautizado Puzzled – más obvio que el original japonés Joy Joy Kid -.

Se trata de un clon de Tetris, con la diferencia de que no tenemos que limpiar la pantalla, sino que el objetivo siempre es liberar el globo que está atrapado al fondo de cada nivel.

LOS REYES DE LAS BOLAS

A falta de los Puzzle Bobble – el primero y el cuarto son brutales -, Magical Drop II saciará nuestras dosis de frenetismo, burbujas… y piques con los amigos.

Se basa en un sistema de dos botones, uno para recoger y otro para soltar.

Podemos acumular bolas del mismo color, y, cuando la soltemos sobre otra, si hacemos tres iguales o más en línea, desaparecerán.

Es mucho más original que el Puzzle, y también muy divertido.

ÍDOLOS DEL AIRE

Si había una excusa para gastarse la paga semana, ésa era ir a “matar marcianos”.

Ninguna máquina, doméstica o de salones recreativos, estaba completa sin su dosis de acción en el cielo.

Los shoot’em up “terrestres” causaban sensación, pero los juegos de naves eran, y siguen siendo, el motivo para dejarse mucho dinero en monedas pequeñas delante de una pantalla.

CALIDAD A RAUDALES

Los shoot’em up de naves, desde el principio, demostraron que Neo Geo era una máquina única.

No sólo por la cantidad de sprites que ponían en pantalla, sino por el potente sonido del que hacían gala, con unos graves dignos de equipos actuales – ponedlos a tope y veréis -.

Alpha Mission II fue el primero en demostrarlo y, tras él, un buen puñado de títulos se encargaron de mantener el nivel.

Last Resort, con su scroll lateral, es un juego que ha envejecido muy bien, así como Aero Fighters 2 y Zed Blade.

Pero, por encima de todos ellos, hubo uno que brilló en las alturas.

BLAZING STAR

En el 98, Neo Geo ya había demostrado su poder y SNK la exprimió un poco más con un juegazo capaz de deleitarnos con decenas de elementos en pantalla.

El plato fuerte son unos jefes finales, creados con sprites súper elaborados, que simulan un efecto tridimensional.

En Switch, casi 20 años después, es impresionante ver esto, ya que el efecto de profundidad está realmente logrado.

No hay juego de naves mediocre en la colección ACA NEO GEO, por lo que cualquiera es una gran elección que os asegurará diversión, en solitario y cooperativo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.