NIGHTS INTO DREAMS

Nights Into Dreams Journey of Dreams Sega Saturn PlayStation 2 PS2 Nintendo Wii Pixel Art Xtreme Retro

Hace algunos años, SEGA hizo realidad los sueños de miles de aficionados que pedían a gritos una secuela de su celebrado Nights Into Dreams; un revolucionario juego aparecido en Saturn en 1.996 que mezclaba gráficos bidimensionales con las pujantes tres dimensiones, dando forma a un arcade de plataformas único en su género.

Con el tiempo, la sombra del juego fue alargándose en las mentes de quienes lo probaron en su día, generando interés en gente que jamás había visto una Saturn de cerca.

SEGA, aparte de la codiciada secuela para Wii, Nights: Journey of Dreams, deleitó a los aficionados con el regreso de Nights Into Dreams para la imperecedera PS2, merced a un juego de precio reducido – 3.800 yens, unos 23 euros en el año de su estreno -.

Éste recuperaba al original tal cuál apareció en Sega Saturn, modo 16:9 incluido, además de un remake que actualizaba mínimamente el juego – con más buen gusto que el demostrado por la serie Sega Ages, todo hay que decirlo -, una galería de ilustraciones y otra de vídeos.

Según el propio Takashi Iizuka, nunca se pretendió una edición fuera del territorio japonés, donde vio la luz en dos formatos distintos: la edición normal, con el contenido anteriormente mencionado, y la edición especial con el sobrenombre de Nightopia Dream Pack, que por apenas mil yens más añadía un libro de ilustraciones al paquete.

Nightopia Dream Pack PlayStation 2 PS2 Xtreme Retro

Además, el pack incluía al mítico Christmas Nights aunque, tal como dicta la lógica, no venía acompañado del espectacular pad que SEGA diseñó en su día específicamente para el juego.

En cualquier caso no dejaba de ser una gran oportunidad para los fans, nuevos o viejos, que anhelaban el regresó de Nights en su forma original, sin descuidar un merecido lavado de cara.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.