NINJA GAIDEN SIGMA 2

Casi cuatro años habían pasado desde la reaparición de Ryu Hayabusa en el mundo de los videojuegos sin estar acompañado de las voluptuosas féminas de Dead or Alive.

En Ninja Gaiden, juego desarrollado en exclusiva para Xbox, se llevaba a la por entonces nueva generación toda la magia de los juegos que Ryu había protagonizado en los ochenta, tanto en salones recreativos como en consolas varias, pero especialmente en sus versiones de NES.

Todo lo que allí estaba regresó en el nuevo juego: ambientación que conjugaba magia y tecnología, el misticismo de los ninjas y la crueldad de unos enemigos que no concedían tregua.

En Xbox todo se magnificó, y junto a unos gráficos nunca vistos y un nivel de dificultad que hoy día sigue provocando sudores fríos a los más curtidos, el Team Ninja liderado por Tomonobu Itagaki no sólo consiguió recrear dignamente un juego de la vieja escuela, sino que además dio vida a una de esas escasas gemas que aparecen muy de vez en cuando.

Extrañamente, en ningún momento se habló de secuela, pero sí apareció una versión ampliada y mejorada, Ninja Gaiden Black, que entre otras cosas solucionaba algunos de los problemas de cámara del juego al dar al usuario libertad parcial para controlarla.

Fue esta versión la que un discípulo de Itagaki tomó como referencia para crear el laureado Ninja Gaiden Sigma de PlayStation 3.

Y fue Ninja Gaiden Sigma el que despertó de nuevo las ganas de ver un Ninja Gaiden en las consolas de aquella generación.

A pesar del mutismo al respecto por parte del Team Ninja, en el Tokyo Game Show 07 finalmente mostró Ninja Gaiden II, un juego desarrollado en exclusiva para Xbox 360 por el propio Itagaki que, saleroso como siempre, ya había despotricado de juegos como Heavenly Sword, asegurando que el suyo era mucho mejor.

Menudeces aparte, lo que de entrada ofrece Ninja Gaiden II es un aspecto visual inmejorable, esta vez más salpicado de sangre que nunca, un nuevo sistema de salud que facilita mínimamente nuestra misión y una aventura que ronda la treintena de horas de juego, además del ya célebre Modo Master Ninja Tournament, que tantos piques ha generado desde la primera Xbox.

Cualquier especulación respecto a la aparición de Ninja Gaiden II en PlayStation 3 parecía esfumarse desde el momento en que fue Microsoft la encargada de editar el juego, y no Tecmo, como ocurrió con la primera entrega.

Aunque cosas más raras se habían visto ya en la industria, y por fortuna sólo tuvimos que esperar hasta 2.009 para disfrutar del juego en la consola de Sony – 2.013 en el caso de PS Vita – con algunas mejoras adicionales y ciertas texturas perfeccionadas, así como una resolución a 720p frente a los 585p del original.

En otro orden de cosas, recientemente os hablábamos sobre las aventuras de Ryu en DS con Ninja Gaiden: Dragon Sword, que también siguió la senda apropiada en su desarrollo y no sólo es uno de los juegos más vistosos en la plataforma, sino que el control está a la altura.

Así que aprovechamos la ocasión para recomendároslo una vez más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.