NINTENDO IMPIDE LA DISTRIBUCIÓN DEL LARGOMETRAJE DE OCARINA OF TIME, HECHO POR FANS

Hace relativamente poco tiempo, los seguidores de la franquicia The Legend of Zelda pudimos disfrutar de una película basada en el mítico título de Nintendo 64 realizada con más entusiasmo que acierto, pero que ponía en evidencia el cariño y la devoción que le profesaban sus autores al célebre cartucho.

No en vano, invirtieron no pocos años de su vida en rodarla, y como era de esperar, su difusión no contaba con ánimo de lucro alguno, siendo distribuida de forma totalmente gratuita.

Sin embargo, Nintendo se ha encargado de poner fin de forma tajante al visionado del largometraje.

En palabras de los propios responsables del proyecto:

... el pasado 31 de diciembre fue el último día que The Hero of Time estuvo disponible para su visionado.

Nintendo nos reclamó a principios de mes que detuviéramos la distribución de la película.

Evocando al espíritu navideño nos permitieron mantener la película hasta finales del 2.009, pero ningún día más.

Entendemos el derecho de Nintendo a proteger su obra sin que la interpretación de los fans pudiese llegar a crear algún problema.

Nintendo necesita protegerse, incluso de los fans con buenas intenciones“.

Una verdadera lástima, pues independientemente de la calidad final del producto, su gran labor realizada estaba fuera de toda duda.

Tristemente, estos acontecimientos tienden a repetirse con más frecuencia de la que sería deseable, pues las compañías ven en estos vídeos de aficionados un atentado contra su buen nombre y reputación.

Al menos, por el momento, aun podemos disfrutar de los cortos que se están llevando a cabo basados en la obra maestra de Hideo Kojima, Metal Gear Solid, producidos por la gente de Hive Division.

Y que, dicho sea de paso, son recomendados encarecidamente por el equipo de Old School Generation.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.