NINTENDO Y SU LOVE HOTEL

Como muchos de los lectores habituales a esta página bien saben, la compañía nipona fue fundada en el año 1.889 por Fusajiro Yamaucho, con el propósito de centrar su actividad comercial en la producción y distribución de unas cartas conocidas como Hanafuda, muy apreciadas en su país de origen, y que le sirvieron a Nintendo para ganarse el favor de una gran base de usuarios, además de labrarse un gran prestigio como compañía, pues las cartas fabricadas por la célebre empresa nipona se contaban entre las mejores de todo el país.

Fue durante el año 1.956 cuando el nieto del fundador de la prestigiosa empresa, Hiroshi Yamauchi, se vio forzado a viajar al continente americano para mantener ciertas entrevistas con otra compañía dedicada a la comercialización de cartas.

Sin embargo, en aquel mismo lugar fue donde descubrió que su volumen de negocio quedaría en gran parte restringido al mercado que ya habían conquistado, un hecho que limitaría en gran medida el crecimiento y desarrollo de Nintendo, por lo que decidieron probar suerte en negocios de diversa índole.

De ese modo, durante los años que le siguieron, concretamente entre el 1.963 y el 1.968 diversificaron sus actividades en mercados que nada tenían que ver con el suyo propio, tales como cadenas de alimentación, de televisión, de taxis, y el caso más sorprendente de todos, llegaron a crear un love hotel, es decir, un espacio reservado para que las parejas mantuvieran relaciones sexuales.

Y es que no deja de resultar curioso que una compañía que siempre ha pretendido caracterizarse por su elevada moral criticando abiertamente al resto de empresas del sector por el contenido de algunos de sus juegos, léase Grand Theft Auto, decidiera probar suerte con un negocio de esta índole.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.