NINTEND’OHS!

Tras nuestro extenso repaso al catálogo de Virtual Boy, hoy nos ha dado por recordar otros fracasos comerciales gestados en el seno de la sacrosanta compañía.

RADAR SCOPE

Aunque fue un éxito moderado en Japón, Radar Scope se pegó un leñazo en EE.UU., donde tiraron la casa por la ventana haciendo 3.000 máquinas que Nintendo se comió con patatas al poco tiempo.

Con la ayuda de un jovenzuelo llamado Shigeru Miyamoto, que lo mismo os suena de algo, Nintendo Japón salió al rescate y lanzó un nuevo juego para el hardware de la máquina.

Se llamaba Donkey Kong, se instaló sobre Radar Scope y resultó ser un éxito comercial global y sin precedentes.

El resto, como suele decirse, ya es historia…

R.O.B. (ROBOTIC OPERATING BUDDY)

Pese a la fama que ganó R.O.B. gracias al NES Deluxe Pack, sólo hay que mirar la patética lista de juegos lanzados para este ambicioso periférico – Gyromite y Sack-Up – para darse cuenta de que Nintendo no le veía casi futuro, lo que hace pensar a muchos que R.O.B. sirvió como caballo de Troya de Nintendo para llegar a los hogares de EE.UU.

Sea como fuere, R.O.B. es un símbolo de la transición de Nintendo desde empresa de juguetes a compañía de videojuegos.

Irónico, pues, que actualmente lo estén petando tan fuerte con los amiibo, que pueden considerarse los nietos de R.O.B.

NINTENDO 64DD

Pese a ser anunciado antes incluso del lanzamiento de Nintendo 64, el 64DDDisk Drive – se lanzó mucho después.

Llegó a Japón en diciembre de 1.999.

Anticipando el fracaso comercial, Nintendo escogió vender una buena cantidad de los dispositivos mediante el servicio de suscripción Radnet.

El 64DD fue un fiasco, se canceló su lanzamiento en Norteamérica y sólo recibió 9 juegos.

Se comenta que sólo colocaron unos 15.000 en todo Japón, pero puede que incluso fueran menos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.