NO ONE CAN STOP MR. DOMINO!

Colocar una larga fila de piezas de dominó resulta una tarea complicada: un solo movimiento en falso y tendrás que empezar de nuevo.

Por eso es normal sentir lástima por el pobre Mr. Domino, el héroe del título, que debe hacerlo mientras evita obstáculos y lleva piezas sobre la espalda.

En efecto, otra rareza de campeonato que no extraña teniendo en cuenta de quién viene: Artdink, de quienes ya hemos glosado en Aquanaut’s Holiday.

Esencialmente, el objetivo de Mr. Domino consiste en conseguir puntuaciones lo más altas posibles, creando rutas de fichas de dominó sobre un circuito predeterminado e intentando sumar así la mayor cantidad de puntos.

Cuando das la segunda vuelta al circuito, empiezan los multiplicadores, y si has empezado la cadena en el sitio correcto, incluso obtendrás puntuación por combos.

Por supuesto, abundan los gatos, vegetales y luchadores de sumo que intentan hacerte la tarea imposible, a lo que se suma un número acotado de piezas y límites de tiempo.

Está claro que aparte de una mecánica sencilla y adictiva, buena parte del atractivo de Mr. Domino viene de su extravagancia: los trucos del protagonista van desde tirar castillos de naipes hasta lograr que una señora descubra una bomba escondida, pasando por provocar la caída de un meteorito.

Por mucha comedia que haya en el juego, nos preguntamos hasta qué punto había intención de que Mr. Domino fuera un personaje empático.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.