NOLAN BUSHNELL, CREANDO TENDENCIAS


.
A la tierna edad de veinte años Nolan Bushnell, amante de los programas informáticos como era, tuvo su primer contacto con Spacewar, un título ideado por Steve Russell que podría considerarse como uno de los primeros juegos existentes.
Si bien no se trataba de un juego propiamente dicho, y además contaba con el inconveniente de que precisaba de costosas máquinas para hacerlo funcionar.
Nolan – con la amplia visión de futuro que le caracterizo durante aquellos años – trató de realizar su propia versión del programa en algunos medios de menor coste.
Su primer acercamiento al mundo de los videojuegos se saldo con Computer Space, y el resultado, como suele ocurrir con todos los comienzos, terminó en fracaso.
Sin embargo no todo fue negativo, ya que con los mínimos beneficios que obtuvo con la venta de su primer título, apenas 250 dólares, decidió crear su propia empresa; que tal como expliqué en anteriores posts inicialmente iba a darse a conocer con el nombre de Syzgy, pero al comprobar en el registro que el mismo apelativo ya había sido usado previamente se inspiro en el juego del go” para bautizarla como Atari (para más señas mirar el artículo “La creación del logotipo de Atari“).
La primera idea que tuvo para su compañía fue desarrollar un complejo simulador automovilístico, aunque finalmente optó por una medida mucho más simple pero que se tradujo en un éxito triunfal.
Puso al mando del desarrollo de un juego de tenis a un ingeniero sobre el que había depositado su plena confianza, Al Alcorn, mostrando especial interés en los efectos de sonido dada la simplicidad gráfica de la época.
Pretendía de ese modo impresionar a los usuarios, tratando de conseguir incluso sonidos del hipotético público durante los partidos, algo imposible con la tecnología de la que disponían por aquel entonces.
En realidad Al Alcorn tuvo los escasos recursos para reproducir un único sonido, que finalmente fue el que le dio el nombre al juego: Pong!.
Si atendemos a las pequeñas instrucciones que se podían leer en las primitivas máquinas establecidas en los bares, “Golpee la pelota para ganar puntos“.
Algo tan simple y tan adictivo que rápidamente desbordó todas las previsiones y se convirtió en el primer gran éxito de Atari.
Y en este caso concreto hay que buscar el origen de la industria de los videojuegos tal como la entendemos a día de hoy; una industria que tuvo unos inicios modestos hasta verse convertida en una de las mayores del mundo entero y que más beneficios genera en términos generales, incluso por encima que otros medios con una trayectoria mucho más prolongada en el tiempo, tales como la música o el cine.
Y el que puede considerarse como la piedra angular de dicha industria fue un joven muchacho que un día se propuso adaptar su propia versión sobre un juego de naves basado en otro de carácter no comercial, y que con una firme decisión fundó su propia empresa.
Y Pong! es, sin duda, el primer éxito en el mundo del ocio electrónico, de los muchos que vendrían después.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.