O.D.T.: ESCAPE… OR DIE TRYING

¿Creías que derribar camiones de fresas españolas era el único hobby de los franceses a finales de los noventa?.

Pues no, también jugaban con PlayStation.

Y programaban juegos.

En este caso se llama O.D.T., siglas de Or Die Trying – más o menos, “o muere en el intento” -, y tiene una pinta estupenda.

Es un juego de tiros, por supuesto, pero muy sui generis.

En realidad se trata de una aventura en 3D con multitud de armas, escenarios enormes, bestias y enemigos típicos de los juegos de estrategia, menús estilo RPG, elementos de beat’em up

Un juego de tiros muy completo, vaya.

La estética general de los escenarios es épico-futurista-medieval, de forma que se mezclan cosas como naves espaciales y pistolas de plasma con murciélagos gigantes, bestias aladas, ogros y demás.

El resultado: tiros, plataformas, malos, munición que se gasta, ítems que buscar, puertas que abrir, puzzles, rutas alternativas…

Tiene cuatro personajes entre los que elegir, como en Gauntlet: un guerrero, un mago, una amazona y un mercenario.

Cada uno tiene unos determinados niveles de fuerza, salud, magia, experiencia…

La cámara, en tercera persona, es similar a la de Tomb Raider; los escenarios recuerdan a Daikatana y a One; los cuatro personajes guardan ciertas similitudes con los de Gauntlet, King of Dragons y Diablo; las armas son tan variadas como las de Disruptor y MediEvil juntos…

Además, hay un elemento muy innovador: el modo francotirador.

No, no es un plagio del de GoldenEye, el bombazo de Nintendo 64, sino algo completamente diferente: al pulsar R1, la cámara se coloca justo detrás de la cabeza del personaje, y éste estira el brazo empuñando el arma.

No hay punto de mira, es como si el brazo del protagonista fuese el tuyo propio, y lo mueves mediante el stick analógico.

Apuntas a ojo, vaya.

Y eso nos ha encantado.

No es tan fácil como usar un punto de mira y aumentos de enfoque, claro, pero ¿quién dice que apuntar con un arma sea fácil?.

Otra de las novedades importantes de O.D.T. es la capacidad de hablar de los personajes: pueden pronunciar un determinado número de palabras para comunicarse.

Las palabras funcionan mediante combinaciones de botones, y nos sirven para preguntar por ciertos lugares, para comprar armas y comida, para recitar conjuros…

Los combates son en tiempo real, y no sólo a base de disparos: ¡también los hay cuerpo a cuerpo!.

Los personajes son capaces de “aprender” en el transcurso del juego – conjuros, cómo reparar sus armas, palabras -; y los de Psygnosis se las han apañado para incluir un total de ¡75 niveles!.

Parece que en SHEN abundaban las buenas ideas, y muchas de ellas llegaron a buen puerto.

PROS Y CONTRAS

A destacar el revoltijo de géneros, los cuatro personajes, los puzzles, el modo francotirador y, por supuesto, la variedad de escenarios.

Aunque la animación de los protagonistas dista de ser perfecta, y los escenarios tienden a ser muy oscuros.

En cualquier caso, el resultado es más que satisfactorio y ciertamente interesante para los amantes de este tipo de aventuras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.