ORI AND THE BLIND FOREST

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-pixel-art-xtreme-retro

Uno de los que hay que tener si alguna vez vibraste con un plataformas.

Cuando Microsoft mostró en el E3 de 2.014 las primeras imágenes de Ori and The Blind Forest como abanderado de ese ID@ Xbox, todo el mundo – con unos cuantos años a sus espaldas – soltó un suspiro de felicidad, por lo que tenía el título de Moon Studios de viaje al pasado.

Y ahora que lo tenemos entre nosotros, no podemos más que alegrarnos de que con los tiempos que corren, alguien tenga los arrestos de jugársela con un título que en los 90 hubiera sido considerado alumno aventajado.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-1

Una especie de lectura futurista de Whirlo, aquel héroe de Namco que en Super Nintendo era la consagración de un género que dio sus frutos justo antes de la colonación 3D poligonal de PSone, Saturn, 3DO y demás hijos del RISC y de “lo multimedia”.

Ori and The Blind Forest es además un paseo por los lugares más comunes de este género y en el que, para triunfar, no sólo hay que contar con las plataformas más altas y profundas, sino con los personajes mejor diseñados.

Porque recordemos que gran parte del éxito de un título así no está tanto en el escenario que nos rodea como en el protagonista.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-2

Es algo parecido a lo que dijo Yoda a Luke hablando de este tipo de juegos: “Mi aliada es la Plataforma y una poderosa aliada es; de los saltos es la creadora, profundos los hace, su esencia nos rodea a todos y nos une”.

Ori hace algo parecido ya que le da a su protagonista todo el poder de lo que ocurre en pantalla, cosa que nos transmite a través del pad: el control es sencillo, suave, intuitivo y nos entrega, con justificante de lectura, el mensaje de que cualquier cosa que queramos hacer podremos llevarla a cabo.

Esto suele ser un sello definitorio que separa a los grandes de los mediocres plataformas.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-3

La precisión, que podamos confiar en nuestros millones de horas de vuelo – desde los 90 – a los mandos de estos juegos y que casi cerrando los ojos seamos capaces de ir pulsando con la cadencia correcta ese mítico botón de salto: ¡pam, pam, pam y pam!.

Pero en Ori hay más.

Tenemos también disparos y aquí viene la innovación: poderes que nuestro protagonista va aprendiendo a medida que se abren nuevas porciones del mapa.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-5

En este punto habrá opiniones para todos los gustos pero, sin duda, quien suscribe sigue prefiriendo cómo nos ofrece nuevos artilugios Metroid – o Legend of Zelda – a cómo lo resuelve Ori con sus habilidades “roleras”.

Llamadme carca si queréis, pero en un título como este quiero que alguien me diga “¡eh!, toma este objeto y equípalo para seguir”, en vez de obligarme a entrar en un menú y gastar puntos de habilidades del que no me suelo acordar.

Obviamente, nada de esto lastra Ori and The Blind Forest, ni le quita méritos porque es muy difícil hacerlo cuando se tienen tantas ganas de pasar a la historia.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-6

Moon Studios ha dibujado un juego que parece claro que sólo podría funcionar en una “next gen” a pesar de que su sencillez es abrumadora.

El oropel con el que lo han pintado es parte de esa magia, de unas animaciones que huelen a papel cebolla, composiciones orquestales – intermitentes – épicas y todo el “glamour” de un género que estaba pidiendo a gritos un referente en el nuevo siglo.

Ori and The Blind Forest es un motivo de sobrada felicidad.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-8

Sobre todo si tienes una Xbox One y sabes disfrutar del placer de jugar con un plataformas de los de antes… pero con modos y usos de ahora.

SABOR AÑEJO

Ori and The Blind Forest no se complica la vida pretendiendo inventar la pólvora: sus plataformas huelen a nuevo pero con ese barniz que dan los años.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-9

LA HISTORIA

La historia del título es uno de sus puntos fuertes, con algunos pasajes ciertamente duros que van metiendo al jugador en un mundo con aire de pesadilla.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-10

UN DESARROLLO EXQUISITO

El juego no es secuencial e iremos y volveremos por los mismos sitios muchas veces, accediendo a otros mapas tras aprender nuevas habilidades.

Mover objetos, saltar, disparar, agarrarnos a salientes… Ori es un viaje por los conceptos más clásicos del género.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-11

UN JUEGO 3D CAMUFLADO DE 2D

La gran virtud de Moon Studios es la de haber ocultado en Ori and The Blind Forest el alma 3D del engine Unity dentro de un desarrollo que presume de dos dimensiones, con escenarios y personajes aparentemente planos.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-12

EN SÍNTESIS

El aspecto visual es lo más destacable, sobre todo si tenemos en cuenta que usa un engine como Unity.

Es el principal reclamo de un juego que entra por los ojos.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-13

Respecto a su banda sonora, no es constante en calidad, pero se adapta bastante bien a lo que ocurre en pantalla.

Eso sí, tiene momentos sinfónicos realmente reseñables y épicos.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-14

Por lo demás, no es excesivamente largo y su sencillez juega en contra.

A pesar de eso, las horas que nos dura son una auténtica delicia, aunque con altibajos en su dificultad.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-15

Un título, en definitiva, que se disfruta por la simplicidad de sus planteamientos, plataformas y saltos, y porque recupera un viejo género al que le pone ciertos toques de actualidad.

Seguramente no compraremos una Xbox One porque Ori and The Blind Forest esté en la consola de Microsoft, pero puede convertirse en una visita obligada si ya la tenemos.

ori-and-the-blind-forest-moon-studios-microsoft-windows-xbox-one-xtreme-retro-4

PROS Y CONTRAS

A destacar un apartado artístico muy trabajado, la completa evolución del personaje y que posee lo mejor de los plataformas de los 90.

En el lado opuesto de la balanza, el apartado de rejugabilidad no está igual de logrado, y tiene algunas fases muy planas y sin movimiento.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.