OUTRUN 2006: COAST 2 COAST

La prestigiosa versión de PlayStation 2 del mítico OutRun 2 queda empequeñecida si la comparamos con la sobresaliente adaptación de PSP, también por obra y gracia de Sumo Digital.

Tras firmar aquella notable entrega de Virtua Tennis, el grupo de programación inglés volvió a desafiar los límites de la portátil con un título que no se conforma con igualarse al de PS2, sino que incluso lo supera.

Y es que la idea de adaptar para dicha consola una recreativa con el poderío gráfico de OutRun 2 – una placa Chihiro para más señas, de arquitectura Xbox – podría sonar descabellada si no estuviera avalada por un equipo tan excepcional como el que nos ocupa.

Basta con decir que condensa absolutamente todo lo que muestra el compacto de PlayStation 2 para ofrecer un entorno gráfico todavía más suave, la envidiable cantidad de treinta circuitos extraídos a partes iguales del OutRun 2 y OutRun Special Tours – la segunda versión recreativa del mítico arcade -, diferentes modos para un jugador – Coast 2 Coast, Infarto y Contrarreloj -; así como la posibilidad de competir en duelos contra seis usuarios simultáneos – ya sea mediante el consabido modo ad-hoc o el online, gracias a una conexión de infraestructura – y toda la emoción, diversión y jugabilidad que tan sólo un digno heredero del inolvidable OutRun sería capaz de ofrecer.

La fórmula de aunar una mecánica impecable con circuitos deslumbrantes – “beautiful journey” en palabras de la propia SEGA – sigue funcionando tan bien como en el lejano 1.986, cuando Magical Sound Shower maravilló a propios y extraños por vez primera en los salones recreativos de medio mundo.

Todo ello da como resultado un UMD sencillamente indispensable para los amantes del género.

Por descontado, dominar las técnicas del derrape se convertirá en la mejor baza para salir airosos en cada carrera.

Olvidad aquellos programas que premian el aprendizaje del trazado para frenar justo a tiempo, pues nos encontramos frente a un arcade de pura cepa, tan jugable y directo como cualquier coin-op al uso, en el que por norma, la ruta derecha será siempre más complicada.

Puede que este control resulte un tanto irreal, pues los derrapes se prolongan por un tiempo indefinido, y es evidente que en PSP existen cientos de juegos más creíbles; pero la experiencia de ponerse al volante de estos deslumbrantes deportivos Ferrari, y conducirlos a través de parajes de ensueño como los que propone SEGA, se antoja única e irrepetible.

Sumadle una magistral banda sonora que incluye aquellos temas originales de los ochenta, junto a otras versiones modernizadas y melodías inéditas, que pondrán la guinda final a un apartado de puro lujo.

Por último, es preciso añadir esa justa pincelada de magia y la virtud de intercambiar datos, a través del puerto USB, entre los capítulos de PS2 y PSP, acumulando las millas de uno a otro y desbloqueando hasta cuatro deportivos de Ferrari exclusivos, así como canciones y etapas.

CÁMARAS

El juego ofrece tres cámaras distintas, aunque la exterior es la más recomendable de todas.

LA RUBIA MANDA

Por si luchar contra el impasible cronómetro y tráfico no fuera suficiente, en el modo Infarto deberéis satisfacer los caprichosos deseos de Clarissa, vuestra sensual acompañante.

Y así, tan pronto os descubriréis derrapando sin motivo aparente alguno, como esquivando el ataque de OVNI’s e incluso atropellando a una temeraria pelota de playa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.