PAIN

Pain no era más que un experimento entretenido pero prescindible de humor de colegiales con el motor de física Havoc, que ofrecía un solo nivel y dos personajes.

Sin embargo, al convertirse de improvisto en el juego más vendido de la red para PlayStation 3, Idol Minds empezó a añadir niveles y personajes hasta que el juego se hizo lo bastante grande para realizar un lanzamiento físico.

Ahora existen multitud de entornos en los que se puede jugar con Pain, y es el único juego del mundo en que el rapero Flavor Flav puede disparar a la boca de una ballena gigante.

Menudeces aparte, Pain demuestra una verdad universal de los videojuegos para una gran parte del público de los mismos: la física de muñecos de trapo produce una diversión inagotable.

De vez en cuando, entre los habituales choques múltiples de coches, explosiones y caos generalizado, un afortunado lanzamiento hace que un pobre desgraciado acabe rebotando y haciendo explotar barriles hasta que termina colgado de forma improbable de una grúa por la hebilla del cinturón, o sale de cabeza por dos ventanas para terminar en un contenedor.

Es un juego raro y adictivo, en el que se obtiene una alta puntuación, en gran medida porque es tan aleatorio que todos los lanzamientos pueden aportar potencialmente una puntuación de veinte millones.

Ofrece la ilusión de control al dejarte retorcer las extremidades de un personaje después de un lanzamiento, para empujarlo hacia el recorrido de un coche o a una caja explosiva.

Pero en Pain se trata sobre todo de observar y reír, no de jugar.

Es mejor considerarlo un pequeño estudio de la traviesa fascinación de los jugadores por el caos destructivo, así como una muestra de amor universal por los motores de física que hacen cosas divertidas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.