PARODIUS

parodius-msx-konami-1988-shooter-pixel-art-xtreme-retro

La actual situación de Konami duele más si recordamos su época dorada, cuando desbordaba creatividad, incluso a costa re reírse de ella misma.

El mejor ejemplo lo tenemos en la saga Parodius, en la que se mofaron de Gradius con toneladas de talento y mucho humor.

Aunque suele estar presente en muchos videojuegos, el humor pocas veces se ha convertido en el eje central de un juego, y no digamos ya de toda una franquicia.

parodius-msx-konami-1988-shooter-xtreme-retro-1

Eso otorga aún más valor a Parodius y sus secuelas, en las que Konami dejó patente – nada menos que cinco entregas – su maestría a la hora de facturar shoot’em ups, como decíamos, carcajeándose de ella misma y de una de sus IP más queridas: Gradius.

Aquella bendita extravagancia de MSX sería el germen de algo tan memorable como surrealista que nos enfrentó a barcos con forma de gato, pandas bailarines, pingüinos filibusteros, coristas gigantes y sobre todo, mucho moai.

En Xtreme Retro hemos estado rindiendo honores a esta franquicia inolvidable que lleva durmiendo el sueño de los justos desde 1.996, si exceptuamos los pachinkos y su heredera espiritual, la saga Otomedius.

parodius-msx-konami-1988-shooter-xtreme-retro-2

Demasiado tiempo sin disfrutar de las andanzas de Vic Viper, Pentarou, Takosuke y compañía, así que hoy nos hemos propuesto recordar aquella entrega primigenia.

Esperemos que lo disfrutes.

Si al menos logramos que vuelva a picarte el gusanillo y le quites el polvo a tu viejo Parodius de MSX, el esfuerzo habrá merecido la pena.

parodius-msx-konami-1988-shooter-xtreme-retro-3

Y si no tuviste el placer en su día, deja esta página web ahora mismo y ponle remedio, porque te estás perdiendo algo único.

Mientras que la gran mayoría de los usuarios españoles del estándar nipón tenían que conformarse con pochas conversiones de Spectrum, el mercado japonés recibía maravillas – en formato cartucho – del calibre de Vampire Killer – léase Castlevania -, Space Mambow, Metal Gear y su secuela – Solid Snake MG2 -, Gradius, Salamander o este sorprendente Parodius.

Su título, una fusión de Parodia y Gradius, dejaba a las claras las intenciones de Konami: reírse de sí misma a costa de una de las joyas de su corona.

parodius-msx-konami-1988-shooter-xtreme-retro-4

Ni siquiera Vic Viper – la nave protagonista de Gradius – quiso perderse la fiesta, acompañado de otras populares creaciones de KonamiGoemon, Popolon – el protagonista de Knightmare -, Penta – el héroe de Penguin Adventure – a las que se unía Tako, un simpático pulpete.

Tras seleccionar uno de estos personajes, el jugador afrontaba un divertidísimo, a la par que correoso, shooter con la misma mecánica de un Gradius, sólo que en lugar de naves enemigas y sofisticadas fortalezas espaciales, por la pantalla desfilaban pingüinos, abejas, topos – con cascos de minero – o peces.

Todo ello acompañado de sorprendentes versiones de conocidas piezas de música clásica.

parodius-msx-konami-1988-shooter-xtreme-retro-5

Como desvela Kurt Kalata en su imprescindible The Unofficial Guide to Konami Shooters – si no lo tenéis aún, ya estáis tardando -, todo se debió a las urgencias por lanzar el juego al mercado.

Así que en lugar de componer melodías originales, decidieron adaptar piezas clásicas – Claro de Luna, El Lago de los Cisnes o la Sinfonía del Nuevo Mundo, entre otras -.

La jugada fue tan bien recibida por los usuarios, que se convirtió en una tradición que respetarían las posteriores secuelas.

parodius-msx-konami-1988-shooter-xtreme-retro-6

Aunque sus gráficos no han aguantado tan bien el paso del tiempo como sus sucesores, este Parodius de MSX es una pequeña maravilla que compensa su infernal dificultad con una mecánica intachable, toneladas de humor y unos jefazos delirantes.

Empezando por el de la segunda fase, que nos reta a un duelo de piedra-papel-tijera, y continuando con un par de señoras afroamericanas, un muñeco gigante como los que cuelgan los niños nipones para pedir buen tiempo, o una parodia de Medama-Oyaji – el padre de Kitaro, el flequilludo héroe del manga de Shigeru Mizuki -.

Y entre medias, un Moai acostado y un pingüino XXXL que regresaría, ascendido a capitán pirata, en capítulos posteriores.

parodius-msx-konami-1988-shooter-xtreme-retro-7

Konami rescataría el juego en los Konami Antiques MSX Collection de PlayStation y Saturn, y el indispensable Parodius Portable de PSP.

UN RETO INFERNAL

A pesar de su tono cómico, el juego presentaba una dificultad brutal.

Probadlo y sabréis lo que es el dolor.

parodius-msx-konami-1988-shooter-xtreme-retro-8

ESTO ME RESULTA FAMILIAR

El juego de 1.988 desplegaba muchos enemigos y escenarios que regresarían años más tarde en Super Nintendo.

parodius-msx-konami-1988-shooter-xtreme-retro-9

EL CACHONDEO PADRE

Abejas en el espacio, ahí es nada.

Konami se cachondeó incluso de una de las instituciones del manga: el padre de Kitaro, el héroe del popular manga de Shigueru Mizuki.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.