PARRILLA DE SALIDA

Los primeros juegos de PlayStation ya suman varias décadas.

Veamos cómo aguantan el paso del tiempo.

KILEAK: THE BLOOD

Hace más de veinte años no impresionó a nadie así que hoy día, menos aún.

Los gráficos de baja calidad y los controles imposibles tienen cierto encanto, pero la mecánica es impracticable.

NBA JAM: TOURNAMENT EDITION

Visualmente no propone demasiadas mejoras con respecto a entregas de la generación anterior, pero en términos de mecánica, aún aguanta hoy día como un estupendo juego de baloncesto para disfrutar en compañía.

STREET FIGHTER: THE MOVIE

Muy recordado por las razones equivocadas.

Las animaciones son paupérrimas, el nivel de dificultad es desorbitado, y aunque no es un desastre como Toshinden, sigue siendo un título mediocre y no muy memorable.

RAPID RELOAD

No es tan bueno como Gunstar Heroes, al que claramente trata de imitar, pero sigue siendo un buen pegatiros que posiblemente es más apreciado hoy que cuando salió a la venta.

BATTLE ARENA TOSHINDEN

En su día quedé muy impactado con este título, pero, aunque visualmente es estupendo, no se juega demasiado bien.

Es fácil ver por qué Tekken acabó siendo más popular…

RIDGE RACER

¡Riiiidge Raaaaaacer!.

Sólo hay un circuito, pero… ¡menudo circuito!.

Aún hoy es fácil de controlar, la banda sonora sigue siendo muy evocadora y se puede seguir intentando mejorar los tiempos.

JUMPING FLASH

Un juego que resulta tan estrafalario hoy como lo fue en su día, y que causó cierto impacto por su originalidad.

La banda sonora también es muy digna de mención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.