PASIÓN POR LOS VIDEOJUEGOS

Videogames Pixel Art Xtreme Retro

No negamos que tenemos aspiraciones de seriedad en Xtreme Retro.

No solemnidad, pero sí cierta densidad.

Sin perder de vista el sentido del humor y el chascarrillo, digamos que artículos como el repaso a la trayectoria de Athena tienen varias intenciones teóricas, e incluso analíticas.

Nos gusta, sin pasarnos de listos, reflexionar sobre el medio, indagar en sus mecánicas, ofreceros algo más que chupiguays y megagigas.

Y sin embargo, hay otra característica de Xtreme Retro que nos encanta: absorbemos información por cada poro del cuerpo.

Somos ávidos consumidores de cultura pop.

Algunos redactores ocasionales que han pasado por esta bendita página, y a quienes tengo en muy alta estima, están obsesionados con el tecnopop melifluo de los ochenta y los documentales ufológicos.

Otros se han dejado una frondosa melena y a la mínima hacen temblar la redacción con atronadas grabaciones de grandes éxitos de Black Sabbath.

Yo mismo consumo frenéticamente películas de zombies y clásicos del punk a 660 rpm.

No vivimos encerrados en los juegos, como por desgracia estamos acostumbrados a contemplar a menudo en el medio, con tantos periodistas presumiendo neciamente de que sus únicas referencias para comprender las influencias de un título están… en la anterior entrega de la serie.

En Xtreme Retro nos vuelven locos los videojuegos, pero también la música, los cómics y el cine.

Por eso nos gusta divagar sobre títulos como Ghostbusters, cimentado sobre una película indiscutiblemente mítica para la redacción.

O el más reciente Brütal Legend, que presume de basar su estética en las portadas metálicas más chirriantes de los ochenta.

Porque los videojuegos lo son casi todo para nosotros.

Casi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.