PASSAGE

Passage Jason Rohrer Indie Videogame Pixel Art Xtreme Retro

Uno de los impactos más recientes que me ha proporcionado la industria ha llegado, precisa y significativamente, desde fuera.

Jason Rohrer, un programador norteamericano independiente que vive retirado del mundanal ruido con su familia, ha programado una obra maestra de cinco minutos de duración llamada Passage.

Se trata de un gratuito descargable, de radical estética pixelada y sencillísimo manejo: el protagonista se mueve de derecha a izquierda con las teclas de cursor por una estrecha ventana en la que, en principio, permanece difuminada la zona de la izquierda.

Passage screen Xtreme Retro

Según va pasando el tiempo, nuestro minihéroe envejece y la zona que se emborrona es la de su espalda.

Llegado un momento, muere.

Por el camino de su vida puede encontrar cofres que aumentarán su puntuación y una pareja que le entorpecerá el trayecto, pero que le acompañará hasta su muerte si así lo decide.

Dicho lo cual, en Passage la conclusión del juego está predeterminada: la muerte, pacífica y sin aspavientos, del protagonista.

El modo de llegar hasta ella es la única incógnita que el afanado jugador debe despejar.

Y en el emotivo proceso, el jugador puede pararse a pensar en qué consiste exactamente eso tan artificial y a menudo redundante que llamamos “argumento”.

¿Un final prefijado?.

¿Una trama repleta de tópicos?.

Yo, al menos, conozco a una persona que desarrolló tal empatía hacia los personajes que, cuando la mujer del protagonista fallece y es sustituida por una lápida, dejó de mover a su alter ego virtual para que cuando, poco después este muriera, ambas lápidas quedaran juntas.

De momento, no recuerdo una reacción así ante un juego… sin argmento.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.