PELÉ!


La categoría de un nombre no necesariamente va asociada a un mínimo de calidad exigible para un producto.
.

Pelé es un claro ejemplo de esta tendencia, y es que uno de los jugadores más aclamados de todos los tiempos prestó su imagen a un deficiente simulador futbolístico.

Con frecuencia en el peculiar mundo de los videojuegos se producen singulares contradicciones, como la de que uno de los goleadores más brillantes que se recuerdan cediera su nombre a uno de los peores títulos deportivos del año 1.994.


Accolade, una compañía de gran prestigio en la década de los noventa gracias a creaciones del calibre de Bubsy, puso su firma en este anodino simulacro de simulador que fue desarrollado por Radical Entretainment, quienes siendo fieles a su propia tradición gestaron un programa que dificilmente escapa de la mediocridad.

.

El largamente recordado Edson Arantes do Nascimento, popularmente conocido como Pelé, anotó su primer gol con la selección brasileña a la tierna edad de 16 años, concretamente el día 7 de julio de 1.957.


Años más tarde el gol se lo quisieron colar a los sufridos usuarios de Mega Drive y Super Nintendo sirviéndose de su galardonado nombre para afianzar las ventas de un título incapaz de competir con otros grandes del género, tales como Fifa International Soccer o Sensible Soccer, entre otros.

.

A grandes rasgos lo que os depara este paupérrimo Pelé es lo siguiente: un reducido número de equipos ficticios que representan a las principales capitales a nivel mundial, y que se diferencian a su vez en cuatro divisiones, a saber; Europa Central, Mediterránero, Pacífico y América.

Las opciones tampoco suponen un derroche de virtudes, pues los conjuntos tan solo podrán enfrentarse en una liga, partidos amistosos o un torneo de eliminatorias.

Aquí tanto la liga como la copa se realizan inicialmente entre los integrantes de las diferentes divisiones, y los campeones de cada una de las competiciones pasarán a la segunda fase, en la que se decidirá quién se convierte en el nuevo campeón mundial.

Huelga decir que los jugadores tampoco serán reales, si bien es justo recalcar que en determinadas ocasiones es posible percibir ligeras semejanzas con algunos famosos futbolistas propios de la época.

Respecto la perspectiva de juego empleada, sigue la misma tónica que pudo verse en aquel añejo Fifa International Soccer de Electronic Arts, si bien no consigue igualarlo en calidad en el desarrollo de los partidos.

La escasa variedad de opciones disponibles no hace sino acrecentar otra serie de defectos presentes en el juego, como la imposibilidad de controlar al guardameta de forma manual.

Demasiadas carencias para un título en el que a duras penas sobresalen algunas digitalizaciones, escasas imágenes reales de Pelé que hacen acto de presencia tras marcar un tanto y, a modo de curiosidad, la alternativa de elegir el color de la camiseta que luce el portero.

RESUMIENDO

La reducida jugabilidad condiciona a la baja la valoración general del cartucho, que resulta aún más inquietante si se compara con algunos de los grandes simuladores futbolísticos disponibles en el mercado ese mismo año.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.